FUENTES NATURALES DE CALCIO

Como es bien conocido, el calcio es un elemento muy importante para gozar de una buena salud, es de gran ayuda para el corazón, los huesos, los músculos, los nervios y la sangre, por lo tanto, su consumo es muy importante, de no ser así se pueden padecer situaciones como la osteoporosis o cáncer de colon.

Afortunadamente existen fuentes naturales donde podemos encontrar este valioso elemento, tal es caso de vegetales como la col, espinacas y el brócoli, los cuales contienen una mayor cantidad de calcio que un vaso de leche, en este caso se pueden ingerir crudas o ligeramente cocidas ya que aun así conservan su alto valor nutricional, además de ser una gran fuente de hierro.

Otras alternativas para adquirir las cantidades necesarias de calcio de manera natural son a través del consumo de sardinas, salmón, algas y otros pescados ricos en omega 6, así como alimentos como el sushi o el ceviche se consideran opciones muy ricas y altas en contenido de calcio.

Por su parte la avena aporta a nuestro organismo importantes cantidades de este elemento, pudiendo consumirla en el desayuno ya sea en forma de hojuelas o mediante batidos o licuados. Asimismo frutas secas como el higo, las almendras o avellanas son una gran fuente alternativa.

Pasamos a las leguminosas, las cuales se pueden consumir en cualquier momento, y que además, deben formar parte de la dieta diaria en muchos países del mundo, especialmente en la de los latinoamericanos, ejemplos de este tipo de alimentos son los frijoles, las habas, las alubias y las habichuelas, por si fuera poco, las leguminosas también contienen mucho hierro.

Las semillas de sésamo o ajonjolí contienen una buena cantidad de calcio, una simple cucharada de ellas puede ser útil, además, se pueden mezclar con hojas verdes como la albahaca, de esta manera obtendremos además hierro.

Para preparar un jugo de manera específica que aporte una buena cantidad de hierro solo necesitamos un vaso de jugo de zanahoria, tres hojas de lechuga y un trozo de brócoli, se licúan los ingredientes hasta que queden bien integrados y se toma en el momento. Se recomienda su consumo cada tercer día.

Como podemos percatarnos existen muchas formas de obtener este mineral de manera sencilla pero sobre todo natural y con lo cual se obtendrá un beneficio extraordinario para el organismo pero sobre todo, que están al alcance de la mano y de nuestro presupuesto, así que les invito a consumirlas, es por Salud y Más… hasta la próxim@.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: