Sanciona SEMOTH a 35 unidades de transporte público por incumplir medidas sanitarias

El titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte de Hidalgo (SEMOTH), José Luis Guevara Muñoz, reconoció que es difícil mantener una vigilancia sobre todas las unidades del transporte público, pero a diario implementan operativos en las distintas regiones de la entidad, para garantizar la adecuada operación de las unidades durante esta pandemia.
Aunque reconoció que hay mucho por hacer en el tema del transporte, aseguró que no han parado los operativos en los 84 municipios del estado, donde hay mil 600 rutas, con 17 mil unidades concesionadas que dan servicio a casi tres millones de hidalguenses, donde normalmente a diario se registran dos millones de viajes, pero, en estos momentos, son un millón de viajes al día.
Insistió que esta labor es difícil, por eso piden a los usuarios que ayuden reportando las anomalías al teléfono 800 503 2002 o en las redes sociales de la dependencia, ya que las quejas respecto al sobre cupo o medidas sanitarias, inmediatamente se atienden y no es necesario que las ratifiquen los usuarios.
“La gente puede estar segura que estamos llevando operativos en la distintas regiones del estado, pero sería una mentira si les decimos que en todo momento las estamos revisando, pues son miles de unidades, pero cualquier queja va a ser atendida”, garantizó en entrevista telefónica.
Informó que después de la zona metropolitana de Pachuca, se ubica Tulancingo, con el mayor número de operativos y sanciones, donde, actualmente, suman 35 unidades sancionadas.
Guevara Muñoz, señaló que el número de unidades del transporte público es limitado y los concesionarios no pueden sacar vehículos de la nada, sin placas, irregulares o piratas, para prestar el servicio. “Es un momento complicado donde los transportistas han visto caer sus ingresos en más del 50 por ciento”.
Por esa razón, indicó, sacaron adelante el programa “Transporte Seguro, Concesionario Responsable”, en el que, al igual que los restauranteros y comerciantes, el transportista adquirirá responsabilidad para poder funcionar.
“Aquellas rutas que decidan a comprometerse a una serie de responsabilidades adicionales a las que ya existen, por ejemplo: renunciar al derecho de descuento por pronto pago en infracciones por Covid-19, que llegan a 12 mil pesos, podrán pasar de una ocupación del 50 por ciento al 80 por ciento”.
Finalmente, el funcionario dijo que las rutas que están dentro de ese programa, tendrán un distintivo para que la gente los identifique como transporte seguro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: