Advierten que las secuelas post-Covid-19, se manifiestan de diferentes formas

En Tulancingo, el número de casos por Covid-19 se encuentra en su etapa más baja, con solo un contagio activo en los últimos 14 días, de acuerdo con lo informado durante la reunión quincenal del Comité Jurisdiccional de Seguridad en Salud.
Sin embargo, algunas personas que durante la pandemia han padecido esta enfermedad, no han logrado recuperarse al 100 por ciento.
Dolor en extremidades, dificultades para respirar, insomnio y alteraciones emocionales, son algunas de las secuelas derivadas del virus SARS-CoV-2, detalló la regidora presidenta de la Comisión de Salud del Ayuntamiento de Tulancingo, Elsa Mejía Gómez.
“La gente puede presentar dolor en extremidades, a partir de que se les aplicó la primer vacuna contra el coronavirus, también dificultad para respirar, dolor de cabeza, náuseas y dolores musculares”.
La profesional de la salud, puntualizó que, de igual forma, los problemas emocionales son parte de las secuelas que deja este agente patógeno, como: ansiedad, insomnio, falta de apetito, irascibilidad y temores, entre otras.
Destacó que aunque la mayoría de estos casos son tratables, es importante buscar la ayuda adecuada, para que los pacientes tengan mejor calidad de vida, ya que haber perdido algún familiar o ser querido, genera depresión y la persona puede llegar al suicidio.
Para ello, agregó Mejía Gómez, es importante buscar ayuda psicológica y en el caso de los malestares musculares o dolores, los convalecientes pueden acudir a la Unidad Básica de Recuperación (UBR) y las terapias serán de gran ayuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: