Pérdidas de hasta 90% en cultivos de temporal, reportan campesinos de la región

Los cultivos de temporal tuvieron un año poco productivo a causa de las pocas y tardías lluvias, que se presentaron en la región, con pérdidas de hasta el 90 por ciento en los cultivos de maíz, dejando un panorama incierto para el 2023.
Agricultores de la zona de Jaltepec, San Nicolás y Santa María, reconocieron lo crítico que se encuentran los cultivos de temporal, pues estiman que sólo llovió el 15 por ciento de lo que llovió el año pasado.
Fernando López Rivera, agricultor de la zona, calificó como fatal la situación del temporal, pues tuvo una pérdida total del grano de maíz y sólo le quedó, quizá el 10 por ciento de follaje para los animales, el cual no alcanzará y tendrá que comprar forraje.
“El daño fue por la sequía porque ahora las heladas pasaron a segundo término, no nos afectaron porque no hubo humedad. Esta situación nos afecta bastante para el 2023 porque no habrá alimento para el poco ganado que tenemos, por eso requerimos que nos apoye la Sedagroh con forraje, con alimento para el ganado porque no hay nada de apoyo, estamos abandonados”, señaló López Rivera.
Emanuel Hernández, también describió este año como muy seco, lo que representó una pérdida del 90 por ciento de cultivos, “Las presas están secas y la verdad creo que el agua que tenemos almacenada no nos alcanzará para los meses de estiaje; no llovió y el campo no funcionará con la poca agua que se tiene, nos faltan cinco meses para que se presenten las lluvias y será difícil porque los mantos acuíferos no se recargaron sufriente”.
Fernando Vargas Hernández, agricultor de Santa María, coincidió en que este año estuvo muy malo el temporal, muy crítico, dijo, porque llovió mucho menos que el año anterior; “Quizá se tuvo sólo un 15 por ciento de lluvia en comparación al año anterior, por lo que tuvimos una pérdida de hasta el 90 por ciento, sólo nos quedó un poco para el forraje de los animales pero no es suficiente”.
Por su parte Fernando Flores Muñoz director de Desarrollo Rural de Tulancingo, dijo que a diferencia del año anterior, las lluvias fueron tardías y escasas y eso redunda en una baja en la producción de los cultivos cíclicos, como el maíz, cebada, avena y frijol, e igual en los cultivos perenes se ve minimizada la producción
“Del 100 por ciento que esperan los agricultores, quizá podrán tener no más allá de un 35 por ciento de producción en las áreas de temporal, los maíces quedaron en etapa de desarrollo y crecimiento, no llegaron a la producción de grano, por lo que habrá escases de maíz para autoconsumo y en el ganado la escases de follaje”, advirtió.
Reconoció que en Tulancingo hay un área privilegiada, porque así lo han cuidado los agricultores en la parte ecológica, en la parte de la Lagunilla en colindancia con el susto que tienen una zona muy arbolada, pero igual tuvieron una merma por la sequía que se ha vivido, lo que llovió este año no fue suficiente y aparte de que se tuvo una helada atípica en mayo que le afectó
“La humedad que se generó el año pasado con las abundantes lluvias ayudó a que los cultivos del ciclo invernal, como avena, se lograron y tuvieron forraje para los primeros meses del 2022; pero ahora las presas están quizá en un 15 por ciento de su capacidad”.
Finalmente, el funcionario informó que el año pasado el alcalde Jorge Márquez a través de Oscar Gabriel García Vargas, titular de la secretaría del campo logró las gestiones pertinentes para obtener apoyos por exceso de humedad, y en este año, adelantó, se está buscando el esquema para que se logre apoyar a más campesinos por concepto de sequía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: