Economía estadounidense en riesgo, ¿y México?

Por Arturo Hernández Cordero

Se acerca el año 2023 y con ello, el riesgo de que la principal economía del mundo (la estadounidense) entre en una recesión situación que empieza a acrecentarse, y según diversos analistas en materia económica, es un hecho prácticamente inevitable.
Tras una primera mitad del mandato de Joe Biden, marcada por los estragos de la pandemia y una tasa de inflación mayor al 8% (fenómeno que no se observaba desde hacía 40 años), el presidente estadounidense se ve en la premura de bajar, aunque sea de forma residual, la inflación en Estados Unidos de cara a las elecciones intermedias el próximo mes.
Para esto último, la Reserva Federal ha requerido de aumentar las tasas de interés de préstamos (lo que frena de golpe la creación de nuevos dólares) y por consiguiente, aumenta la incertidumbre económica internacional y golpea a las economías de varios países.
En el caso particular de México, si bien el peso mexicano ha tenido un desempeño bastante aceptable frente al dólar debido a la política monetaria de BANXICO, se prevé que una recesión económica en EE.UU., logre hacer mella en la economía mexicana.
No obstante y contrario a lo que podría esperarse, los analistas auguran que pese a la desaceleración económica que muy probablemente México experimentará (ya que el comercio con Estados Unidos y la entrada de remesas al país se verán disminuidos), la recuperación económica de México llegaría a finales del año 2023.
Con respecto al resto de América Latina, se espera que la recesión en Estados Unidos, afecte en mayor medida a las economías cuya moneda ha sufrido en demasía la apreciación del dólar (tales como Argentina, Colombia o Chile).
La renuencia de Biden por recortar sus programas asistencialistas, genera inflación y el mantener las tasas de interés altas, genera incertidumbre económica, lo que ha llevado a Estados Unidos al borde de la recesión.
Probablemente, el mal manejo de la economía de los demócratas, los lleve a perder su leve mayoría en el Congreso de los Estados Unidos, dado que para el electorado de dicho país, es la solidez económica el mayor determinante al momento de decantarse entre demócratas y republicanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: