IMPERMEABLE

Imaginemos que estás por irte de viaje a Europa. ¿Cuál es un básico que no puedes olvidar llevar en tu maleta? Al margen de estas fechas, la respuesta correcta es un impermeable.
Es una prenda de vestir que como el nombre lo dice, impide el paso de agua a través de ella. Y como el clima predominante en los países del continente europeo es templado y frío, esta prenda se vuelve tu complemento perfecto.
Recuerdo que cuando estaba alistándome para ir a vivir a París, cumpliendo el gran sueño europeo, tuve muchas complicaciones al momento de empacar. Porque claro, no es lo mismo hacer una maleta para irte de vacaciones, que preparar todo un equipaje para vivir al otro lado del mundo. Y aunque tomé todos los consejos posibles de mis amigos trotamundos, nunca nadie lo mencionó…
Cuando me enteré de que en Francia es más fácil encontrar trabajo, que un buen lugar donde vivir, dejé lo del equipaje a un lado y me enfoqué en buscar un lugar. Realmente quería evitarme cualquier dificultad a mi llegada al país galo, por lo que procuré asegurarlo todo desde aquí.
Durante mi búsqueda, encontré por las redes sociales una publicación de una pareja que desocupaba su departamento parisino, justo en las fechas donde yo llegaría; y para mi suerte esta pareja era de paisanos, los tapatíos Gaby y Fer.
Al momento de enterarse de que yo era también mexicana, no dudaron ni un segundo y me otorgaron la posibilidad de quedarme con el departamento. Evidentemente, el patriotismo nos ganó. ¡Viva México, si señor!
Y bueno, una vez garantizada la morada, regresé a los detalles del equipaje, de saber qué llevar. Así que proveché la experiencia de Gaby y le formulé la misma pregunta del inicio: ¿cuáles son los básicos que no debo olvidar llevar en tu maleta? Ella sin dudarlo respondió: Lo básico de básicos es un impermeable. Y que acertada ha tenido. Gracias Gaby.
Justo unos años atrás, había adquirido un hermoso impermeable de la marca mexicana JPEG. El modelo era básico, largo y negro, pero lo que me encantó fue su diseño reflejante de la República Mexicana en la espalda. Honestamente, desde que lo había comprado, lo usé un par de veces y llevarlo a Europa, tendría una mejor razón de ser.
Llegué a París en el mes de marzo y en las últimas semanas comenzó a llover. No sabía que llovería tanto, afortunadamente iba bien preparada. Me gustaba utilizar mi impermeable. Me gustaba que la gente viera en mi espalda, la silueta de mi país, y en muchas ocasiones escuché a lo lejos decir “Oh, le Mexique”. Logré encontrarme a muchos mexicanos gracias a mi impermeable y así muchas historias que contar.
El deceso de aquel impermeable fue algo inesperado. Pues en una ocasión, se lo presté a una amiga para que regresara a su casa, después de un viaje en bicicleta. Cuando nos volvimos a ver, que sería el día en que me devolvería mi prenda, coincidió en el día que llevó a donar ropa vieja. La cité en un café y cuando nos despedimos recordó que para no cargar tanto, metió el impermeable con su ropa y al llegar a la asociación donde la donaría, lo olvidó sacar de la bolsa. Fueron instantes de mucha risa. Estoy segura de que alguien por Paris lo disfruta.
Actualmente, la marca ya no elabora ese diseño de impermeables, por lo que nunca lo voy a recuperar, pero me basto con usarlo y disfrutarlo unos años. Ahora espero ansiosa el nuevo diseño que llegará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: