Al amparo de la pandemia

En primer punto, debemos de estar de acuerdo que la pandemia es un hecho cierto y que aquello que es lo más importante en estos momentos es la protección de la salud de todos lo ciudadano, pero me parece que al amparo de la pandemia se ha desvirtuado la finalidad de las medidas impuesta y se ha ocupado no solamente para violentar derechos humanos sino para obtener beneficios.

En tal sentido, podemos observar en comercios de talla internacional las medidas realizadas para la protección de la salud de sus consumidores como es crear una salida y una entrada diversa lo que obliga a todas las personas a recorrer las tiendas departamentales, lo cual en teoría implicaría que las personas tuvieran que estar mayor tiempo en un lugar cerrado y que existiera un mayor número de personas en un mismo lugar.

Sin embargo, ello también obliga a todas las personas a dar una vuelta por la tienda completa lo que implica no solamente observar sino la posibilidad de venta en los puntos que en un primer momento no habían sido de interés para las personas.

Igualmente, la pandemia fue un método excepcional para impedir que diversos niveles de gobierno limitarán su trabajo y con ello se violentó el acceso a la justicia de multitud de personas, sin que se buscará una alternativa para poder atender las demandas de justicia de la sociedad.

Al amparo de la pandemia también se permitió el cierre y clausura de distintos comercios bajo arbitrariedades denunciadas que nunca se pudieron esclarecer por la el cierre de tribunales que nunca dieron respuesta oportuna a las demandas sociales.

Además, la pandemia fue el pretexto perfecto para la restricción de derechos de manera innecesaria por parte del Estado, no podemos olvidar el famoso hoy no circula que obligaba a las personas a aumentar el número de personas que se trasladaban en transporte público y con ello el riesgo de las personas que se transportan en dicho medio.

Por tanto, es que, las medidas son necesarias para evitar el riesgo de contagio, pero deben de ser proporcionales para lograr el fin pretendido que es la protección de la salud y no un amparo para perjudicar a la población.

Lic. Juan Fernando González Espinosa

juanfer_lm@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: