Vinculan a policías por caso de Dra. Beatriz, por homicidio culposo

Tras el desahogado de las declaraciones de siete integrantes de la Secretaría de Seguridad Pública de Progreso de Obregón y el testimonio de dos peritos en informática y en medicina, en continuación de audiencia inicial en los juzgados de Mixquiahuala, se determinó que la muerte de la doctora Beatriz en la barandilla municipal no fue feminicidio, sino un suicidio.
Por ello, la jueza de control Rosa María López Aguilar reclasificó la acusación contra los funcionarios: Dante, Martín, Ismael, Anayatzi, Abril, Antonio y Estefanía, quienes estuvieron involucrados en el aseguramiento, retención y resguardo de la médico el 9 de junio pasado, y los vinculó a proceso por homicidio culposo por omisión.
Asimismo, dictó la medida cautelar de prison preventiva justificada, hasta por dos años y dio dos meses de plazo para la investigación complementaria.
Con los videos de la comandancia presentados en audiencia, que duró más de 20 horas y finalizó a las 6:00 horas del jueves, y el testimonio de un médico legista sobre la necropsia, se acreditó que la mujer de 29 años se suicidio con un pedazo de tela blanca, que halló entre la colchoneta y las cobijas y ató a su cuello: falleció por asfixia mecánica al quedar suspendida de la puerta del sitio de retención, según las evidencias fílmicas.
De acuerdo con el dictamen médico que se le aplicó en el pasillo de la comandancia, la galena presentaba presión alta y pupilas dilatadas, además de niveles de alcohol de 194.015 grados por cada 100 mililitros.
No obstante, la juzgadora consideró que los elementos municipales, fueron omisos al incumplir con el cuidado de preservar la vida e integridad de la doctora, pues debieron ofrecerle atención médica necesaria, debido a la inestabilidad emocional y estado de ebriedad en el que se encontraba cuando estuvo bajo su resguardo.
Durante la audiencia, en la que se presentaron imágenes y videos de las galeras y el exterior del ayuntamiento, los imputados señalaron que el motivo de la detención de Beatriz, fue alteración del orden público tras involucrarse en un incidente automovilístico.
En sus declaraciones, los elementos aseveraron que la víctima tenía aliento alcohólico y le resultaba difícil mantenerse de pie, por lo que en las instalaciones municipales, donde la sentaron en una silla naranja para que no cayera, estuvo custodiada por algún elemento en todo momento.
La doctora ingresó a las 17:00 horas a las instalaciones del ayuntamiento y a las 17:45 horas fue trasladada a las galeras, posteriormente a haber sido revisada por un médico legista. Aproximadamente una hora después, los agentes se percataron de que se encontraba muerta.
Los testimonios expuestos dan cuenta de que el padre de la occisa, reclamó por el traslado de su hija a los separos y de una supuesta discusión con ella, a quien sin embargo prometió sacar del lugar; no obstante, al volver la joven ya estaba sin vida.
La mañana del jueves, en el mismo juzgado los siete imputados ingresaron a una audiencia inicial por otra acusación: las irregularidades cometidas contra Beatriz desde que fue detenida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: