Buscará municipio apoyo de otros panteones ante saturación del cementerio San Miguel

El panteón municipal San Miguel presenta saturación debido al incremento de inhumaciones registradas durante el periodo del 15 de diciembre al 15 de enero, lo cual obliga al municipio a buscar otras alternativas para solventar la carga de solicitudes.
El titular de la Secretaría de Servicios Municipales (SSM), Rogelio Martínez Rojo, reconoció el problema que enfrenta el principal cementerio de Tulancingo.
“Hay saturación en el panteón San Miguel, por eso el alcalde Jorge Márquez Alvarado, está tomando las medidas necesarias para apoyarse con los nueve panteones restantes y hacer una distribución de las inhumaciones, ya que el cementerio urbano ha registrado 57 inhumaciones en el primer mes de la administración, prácticamente dos por día, cuando antes se tenía una cifra mucho menor”.
El funcionario, puntualizó que esta situación los obliga a tomar medidas porque aun cuando hay panteones privados, no todas las personas tienen el recurso para acceder a éstos y los crematorios también están saturados, por lo que el municipio tratará de ayudar, en la medida de sus posibilidades, para que haya una disposición mayor.
Reconoció que no hay más lugares en el panteón San Miguel y en las nuevas áreas que se habilitaron, buscarán disponibilidad de espacios, pero en caso necesario se apoyarán de los distintos camposantos que existen en el municipio, ya sean públicos o privados.
“Este aumento en la demanda de espacios en los panteones sí es derivado de la pandemia, pues más del 50 por ciento de las inhumaciones, es por Covid-19. Si sigue esto en ascenso y si no se respetan las medidas preventivas, el problema estará peor, por eso la importancia de quedarse en casa”, insistió Rogelio Martínez.
Finalmente, aclaró que no todos las personas que fallecen de Covid-19 deben ser cremadas, ya que pueden ser inhumadas de manera directa y tomando las medidas necesarias, como vestimenta especial, guantes y caretas, además, en las funerarias también extreman precauciones, por ejemplo el sello de los ataúdes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: