Menores asesinados presuntamente por su padre, no murieron a golpes: PGJH

El procurador de justicia de Hidalgo, Raúl Arroyo González, afirmó que los tres menores asesinados el pasado 1 de enero presuntamente a manos de su padre, en la colonia 11 de Julio de Mineral de la Reforma, no murieron a causa de golpes.
En un mensaje transmitido en redes sociales, en el que se refirió al caso, el funcionario no reveló de qué fallecieron los infantes.
“Los protocolo de necropsia son los que contienen la información que deberá ponerse a disposición del juez”, dijo el fiscal.
Los dictámenes periciales, agregó, revelan que la muerte de los infantes de 8, 7 y 3 años no fue por una causa producida por golpes, “como hasta este momento se ha difundido en algunos medios”.
Agregó que L.A.C.O, padre de los menores y presunto responsable de se muerte, fue detenido ayer en Sonora, y enviado desde Hermosillo a Pachuca, donde hoy se llevó a cabo su audición inicial (causa penal 01/2021) frente a un juez de control.
La Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH) inició la carpeta de investigación contra el imputado por el delito de homicidio agravado calificado. Del hecho, la fiscalía tuvo conocimiento el 2 de enero.
“Un lamentable acontecimiento que en las primeras horas de este año nos ha conmocionado socialmente”, agregó el magistrado con licencia.
Arroyo González añadió que por su impacto y naturaleza, el caso se trasladará la Unidad de Análisis y Contexto, a cargo de Erika Viviana Martínez Hernández, para “hacer un estudio de fondo de su posible origen y la manera en en que debe ser atendido todos los frentes posibles”.
Aseveró que “los resultados inmediatos” de la captura se deben a la coordinación entre las áreas de seguridad y un política de “dar prioridad” a asuntos sobre menores, mujeres y adultos mayores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: