Cuesta al municipio 60 mil pesos certificar a cada policía preventivo

El Certificado Único Policial (CUP), que es obligatorio para permanecer en las corporaciones del país y tiene una vigencia de tres años, cuesta al municipio aproximadamente 60 mil pesos por cada elemento, situación que afecta el presupuesto por la eliminación del programa “Fortalecimiento a la Seguridad” (Fortaseg).
Pese a esta reducción de presupuesto, Tulancingo no presenta rezagos en las certificaciones de los policías, informó el secretario de Seguridad Ciudadana, Rafael Guerrero Gómez.
El funcionario, refirió que al inicio de la administración hicieron una revisión y posterior depuración de los elementos no certificados y a la fecha todos cumplen con este requisito.
Recordó que durante los primeros meses de la administración dieron de baja a 60 policías por el tema de no tener aprobado su CUP, lo cual derivó en algunos laudos que ya fueron solventados.
Aseguró que actualmente la mayoría de los uniformados tiene actualizado el examen de control y confianza, mientras que otros están en ese proceso debido a la fecha de vencimiento de su certificado, pues todos tienen fechas diferentes y conforme vencen, los mandan al Instituto de Formación Policial.
Refirió que es una inversión fuerte la que hace el municipio en la certificación, que es obligatoria, pero, además, ya no cuentan con apoyo del gobierno federal para para solventar este y otros temas de seguridad como lo hacían cuando estaba el programa federal Fortaseg.
Estos 60 mil pesos abracan todo el proceso, es decir, el Examen de Control y Confianza, Formación Inicial o equivalente, Evaluación de competencia básicas o profesionales y Evaluación del Desempeño.
“Son seis meses que abarca la certificación en el instituto de formación y en esas cuatro áreas, se imparten capacitaciones en temas, como: defensa personal, llenado del informe policial homologado (IPH), uso de la fuerza, conocimiento de reglamentos. Son capacitaciones teóricos y prácticos para saber todo lo que debe de hacer un policía preventivo, tanto varones como mujeres que abarcan ya un 20 por ciento de la plantilla”, detalló Guerrero Gómez.
El CUP tiene como objetivo reconocer habilidades, destrezas, actitudes, conocimientos generales y específicos para desempeñar sus funciones; así como identificar los factores de riesgo que interfieran, repercutan o pongan en peligro el desempeño de las funciones policiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: