Desatiende Conagua mantenimiento del Río Grande, acusan

Los ejidatarios de Huapalcalco no están dispuestos a tolerar más negativas por parte de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), a sus peticiones de dar mantenimiento al Río Tulancingo porque se encuentra azolvado y con los bordes endebles, lo cual pone en riesgo a los cultivos y a la población en general.
Señalaron que el río representa un gran para la población de cinco ejidos y varias colonias, tanto de Tulancingo, como de Acatlán y Metepec, derivado de la falta de mantenimiento por parte de la CONAGUA, que nada ha hecho para desazolvar, dragar y rectificar los bordos del río.
Tomás Alarcón Hernández, comisariado del ejido Huapalcalco, comentó que el río está en muy en malas condiciones y recriminó la negligencia de la CONAGUA, ya que desde el año 1999 no le ha dado ningún tipo de mantenimiento.
“Hemos dirigido oficios y no tenemos ninguna respuesta, está situación es urgente, sobre todo los bordos que están cerca del puente que conecta a la Universidad Politécnica de Tulancingo (UPT) y el mismo puente que registra desgaste en los bordes que lo sostiene, además del desazolve y dragado.
Juan Luis Madrid Vargas, ejidatario de Huapalcalco dijo que pese a que la Conagua debe de prever en la temporada de huracanes. “N ha hecho nada, tal parece que quieren tapar el pozo después del niño ahogado.
Los ejidatarios reconocieron que los únicos trabajos que se han hecho en el río, han sido por parte del presidente de Tulancingo, que sin ser su competencia, a través de la CAAMT ha desazolvado los drenes y algunas partes del río, como la rectificación de un bordo de aproximadamente 300 metros, con la intención de dar seguridad a los ejidatarios y demás población.
Algunos afectados el año pasado por el paso del huracán Grace, manifestaron que pese a que tuvieron daños severos, hasta la fecha no se ha hecho nada. “Si el río no es dragado, si los bordos no son rectificados a la brevedad, más de 300 hectáreas de cosechas y los habitantes de estas zonas estamos en serio peligro su integridad y de sufrir pérdidas materiales”, señaló Felipe Romero.
Eduardo García Ortiz y Lorenzo Gómez Hernández, alertaron que existe un punto conoce como “La Reventazón” porque ahí es donde se desborda el río por la poca altura que tienen los bordos y desde el año 1999, señalaron, la CONAGUA quedó de arreglar ese punto y no lo ha hecho.
Ante esta situación, los ejidatarios están dispuestos a tomar medidas drásticas si la dependencia federal no les responde de manera positiva.
“Quiero hacer hincapié, si la CONAGUA no responde a nuestras peticiones, vamos a tomar otras acciones, no queremos llegar a eso, pero estamos cansados la hacemos responsables de lo que pueda pasar aquí, en el Valle, si llega alguna corriente de agua y se desborda el río”, advirtió Juan Luis Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: