El club Querétaro de México jugará a puerta cerrada por un año tras la brutal violencia desatada en el partido contra el Atlas

El club de fútbol mexicano del Querétaro jugará durante un año a puerta cerrada tras los incidentes violentos registrados el pasado sábado 5 de marzo en el estadio La Corregidora durante el partido contra el Atlas, que dejó 26 heridos, varios de ellos con lesiones de gravedad

Asimismo, el grupo de animación del club Querétaro no podrá asistir a los juegos como local los próximos tres años y doce meses como visitante. En el caso de los individuos que fueron identificados como protagonistas en los hechos de brutal violencia, se les impedirá, de por vida, la entrada a un estadio del fútbol mexicano. 

En el caso de las barras del Atlas, se les impedirá viajar a los partidos de su equipo que jueguen en otros estadios. Por otra parte, no se permitirá el ingreso a los partidos a los grupos de animación visitantes de todos de los clubes. 

“Hubo omisiones considerables, principalmente de la empresa de seguridad privada, las policías y por lo tanto del propio club, que es el principal responsable de su contratación”, dijo este martes Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), durante una conferencia de prensa en la que se anunciaron las sanciones.

Además, el club conocido como Gallos Blancos perderá el partido contra el Atlas por marcador de 0-3 y se le impuso una multa económica de 1,5 millones de pesos(equivalentes a unos 70.420 dólares). 

En la rueda de prensa, de Luisa lamentó que los incidentes en La Corregidora pusiera “en riesgo la vida de muchos y dañaran la imagen de Querétaro, de su gente, del club, de la Liga MX, del fútbol mexicano a nivel nacional e internacional”. 

En el segundo tiempo del encuentro inició una disputa en la tribuna, que luego se trasladó, en el minuto 63 del partido, al terreno de juego. Debido a esto, se suspendió el partido. En los videos que circularon en las redes sociales se pudo observar a aficionados con playera del Querétaro persiguiendo y golpeando brutalmente con palos y otros objetos a los hinchas del Atlas en las gradas, con la nula atención de los oficiales de seguridad privada. 

ActualidadRT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: