Producción de abono orgánico, alternativa para residuos sólidos

El diputado de Morena, Otoniel García Montiel, manifestó que los residuos sólidos representan un grave problema al medio ambiente, ya que trae consigo una serie de afectaciones a la naturaleza y a la sociedad.
Por ello, propuso reformas a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, para el aprovechamiento adecuado de ciertos residuos sólidos, para su transformación en abono orgánico en sus diversas modalidades para el mejoramiento del medio ambiente y el fortalecimiento de la producción en el sector agrícola.
Indicó que de cada 100 sitios para la disposición de los residuos, alrededor de 66 son tiraderos a cielo abierto sin ningún control ambiental, lo que constituye un foco de contaminación.
El legislador señaló que en el país se producen alrededor de 115 mil 359 toneladas de residuos sólidos diariamente, lo cual ha venido causando graves daños al medio ambiente y grandes costos al Estado Mexicano.
Consideró que estos residuos sólidos pueden revertir esta problemática, ya que pueden utilizarse en abono orgánico en sus diversas modalidades, no sólo para reparar los grandes daños ocasionados al medio ambiente, sino que traerá beneficios al sector agrícola.
Los abonos orgánicos ponen los nutrientes a disposición de las plantas de manera más gradual, toda vez que aumentan la capacidad de Intercambio Cationico (CIC) del suelo, además de mantener más nutrientes absorbidos y reducir pérdidas por su lixiviación.
“La producción de abono orgánico a través de ciertos residuos sólidos, no sólo brinda la alternativa de revertir la problemática relacionada a la contaminación ambiental, que nos afecta a todos los mexicanos, que compromete a las generaciones que nos preceden; sino que, esta alternativa también contribuye al fortalecimiento del agro mexicano, lo cual al beneficiar el suelo se traducirá en grandes beneficios a la producción de los diversos productos como el maíz, frijol, jitomate, entre otros productos que forman parte de los alimentos básicos de la mayoría de los mexicanos”, comentó.
Explicó que los abonos orgánicos constituyen las sustancias que se conforman por desechos de origen animal, vegetal o mixto, que se añaden al suelo para mejorar sus características físicas, biológicas y químicas. Estos pueden obtenerse de los residuos de cultivo del campo después de la cosecha; cultivos para abonos en verde; restos orgánicos del procesamiento de productos del sector agrícola; desechos domésticos; entre otros.
Indicó que mediante su iniciativa se contribuirá a una mejora del medio ambiente; además un impacto significativo en el desarrollo económico para el sector agrícola, que ha estado limitado y rezagado ante los altos costos de los fertilizantes químicos; que, además han venido degradando el suelo del campesinado en México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: