Principio de legalidad

Hemos escuchado durante mucho tiempo que las autoridades se encuentran facultades y solo pueden hacer aquello que expresamente les permite la ley, a ello le denominamos principio de legalidad.

Lo anterior consiste en que las autoridades en el ámbito de su competencia solo tienen permitido realizar aquellas acciones que la ley les confiere prohibiéndoles realizar cualquier acción que no este permitida en el ámbito de su competencia.

En contrario, quienes no somos servidores públicos tenemos permitido todo aquello que no esta prohibido, lo que implica que nos encontramos en total garantía de nuestros derechos teniendo plena libertad de realizar todo aquello que consideremos mientras no se encuentre prohibido.

En tal sentido, nuestro sistema jurídico garantiza que las autoridades actúen solamente mediante aquello que tiene permitido garantizando un sistema de especificación y con ello una seguridad hacia todos nosotros impidiendo ser molestado por otras autoridades de forma indiscriminada y con ello garantizar la tranquilidad de las personas.

Igualmente, obliga a las autoridades a no abusar del poder que se les otorga y con ello mantener un orden en los sistemas jurídicos y especialmente administrativos.

Lo anterior facilite la defensa de los derechos de todas las personas ya que, quien realiza el acto no es una persona sino una autoridad a través de una persona envestida de dicha autoridad, lo que permite que sea quien sea la persona que se encuentre investida con dicha calidad deberá de responder por las actuaciones de la autoridad.

Pensar lo contrario dejaría en estado de indefensión a las personas, siendo que en realidad la función de las autoridades es trabajar para facilitar la vida de los habitantes, buscando su bienestar a través de la paz y el orden social.

Por tanto, es que las autoridades deben de garantizar nuestros derechos y el primer paso es realizar únicamente aquello que tienen permitido, con la finalidad de perfeccionar su actuar y realizar su actuación conforme a derecho, permitiendo el debido actuar del resto del sistema de nuestro país.

Lic. Juan Fernando González Espinosa

juanfer_lm@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: