Sentenciada a 65 años por secuestro queda libre porque fue objeto de tortura

Ayer (jueves), tras 11 años de prisión, salió del penal de Santa Martha Acatitla, ubicado en la Ciudad de México, la hidalguense María Isabel San Agustín San Agustín, quien fue acusada de presunto secuestro en el año 2010, durante el desarrollo de una fiesta, y en 2013 las autoridades la condenaron a una sentencia de 65 años de prisión.
Sin embargo, tanto la defensa como la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, argumentaron que la mujer fue objeto de tortura durante su proceso penal, por lo que obtuvo su libertad.
María Isabel San Agustín, es madre de cuatro hijos y fue recibida en las puertas del Centro de Reinserción Social, por sus padres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: