Celebración a la Virgen de Los Ángeles se realizó apegada a protocolos de bioseguridad

La celebración de la Virgen de los Ángeles, se realizó ayer lunes 2 de agosto sin contratiempos y con apego a las medidas sanitarias implementadas por el sector salud, a través de la Arquidiócesis de Tulancingo.
Sin una convocatoria abierta para no generar aglomeraciones, el festejo a la patrona de la Arquidiócesis de Tulancingo se llevó a cabo por segundo año consecutivo sin feria popular, pero si con la celebración de misas a las que pudieron entrar algunos feligreses, mientras que otros las siguieron mediante las transmisiones de Facebook de la parroquia.
Arturo Jiménez González, párroco del templo de la Virgen de Los Ángeles, expresó que aún sin feria habría fiesta en honor a la patrona de la Arquidiócesis, pero de manera más espiritual debido a que la gente no puede conglomerarse.
Comentó que tienen la obligación de cuidar a los feligreses y es por eso que no hicieron una convocatoria abierta, para evitar aglomeraciones, por lo cual también exhortaron a la gente a que siguiera las misas a través de las transmisiones en Facebook.
“Por las circunstancias que estamos viviendo, les pedimos que lo hagan de esa manera, no hay como estar de una manera presencial, viva, expresiva, una fiesta que se viva, que se sienta, eso es de manera presencial, pero ahora no es posible y debemos obedecer las normas”, comentó Jiménez González.
Ayer, desde las mañanitas a la Virgen, a las 06:00 horas, voluntarios de la parroquia se encargaron de tomar la temperatura, aplicar gel y exhortar a respetar la sana distancia.
En las misas, el aforo se respetó y quizá en la que ofreció monseñor Domingo Díaz Martínez, la gente no guardó la sana distancia al exterior del templo, en la fila para poder entrar.
Lo anterior, pese a que eran invitados por parte de personal de la parroquia a que lo hicieran. Dicha hilera para entrar a visitar a la Virgen de Nuestra Señora de los Ángeles, en el ala izquierda del templo, era por grupos reducidos de feligreses, quienes estaban unos momentos y salían por las oficinas para evitar aglomeraciones.
Respecto al comercio ambulante, hubo muy poco, cuatro puestos pequeños de pan de fiesta, uno de venta de flores y otros con venta de vestimenta con bordados tipo tenangos, puestos que no obstruyeron ni el paso vial ni peatonal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: