El tamaño y tiempo importa

En la página de Facebook Sexóloga Karla recibo constantemente preguntas y comentarios de contenido sexual; muchas veces tengo que aplicar el bloqueo porque son acoso; sin embargo, algunas preguntas son en cuanto a dudas reales.

La mayoría de las preguntas son hechas por perfiles que yo asumo son de personas del género masculino y que tienen que ver con dos cosas principalmente. El tamaño y forma del pene y de lo necesario para durar en el sexo.

Estos cuestionamientos son muy importantes de analizar para mi desde mi perspectiva. Primero es para resaltar las carencias de información objetiva y científica en cuanto a la educación de la sexualidad, sobre lo que es y no el placer y las relaciones sexuales. Estas preguntas sobre el tamaño el pene y sobre lo que hace feliz a una mujer en el sexo refuerzan la idea de que, el placer es una receta mágica. Es decir que parece que el concepto de placer muchas personas lo asumen como recolectar los ingredientes necesarios, ponerlos en orden y como resultado tener placer.

El placer implica mucho más que un pene y botones mágicos. El placer es la integración personal y única de muchos ingredientes; cada persona encuentra los propios y cada pareja (formal o no) encuentra los propios.

El machismo sigue dictando que los hombres con penes superiores a los del promedio de los latinos (12 a 15 cm en erección) son mejores “amantes”; cuando la realidad es que los mejores amantes son aquellos que lo que menos usan es el pene para sentir y dar placer. Entonces muchos hombres con alto potencial erótico se limitan a lamentarse porque su órgano sexual esta promedio y piensan que no serán capaces de experimentar placenteras experiencias sexuales.

Por otro lado las mujeres (en el caso de relaciones heterosexuales) tienen la idea de que el pene es el proveedor de placer (independientemente del tamaño) y que ellas tienen que esperar a que con el solo hecho de la penetración alcancen el placer. Cuando la encargada de estar dispuesta a sentir placer es la propia mujer y muchas veces sin necesidad de un pene.

Estas mentiras sobre sexualidad lo único que promueven es la insatisfacción y frustración.

Si tienes alguna duda sobre tu sexualidad y la del otro género es necesario que te informes en fuentes confiables. Es decir, busca fuentes que sean profesionales en el tema y que sean a la vez respetuosos. Estan los y las sexólogas que podemos apoyarte en información y atención; sin embargo, es importante mencionar que por medios digitales no es posible abordar completamente el tema.

Así que, será necesario la búsqueda de una asesoría y/o tratamiento profesional.

En Fabebook mis colegas y yo podemos responder algunas de tus dudas; sigue los lives de los y las sexolog@s; pero considera también agendar una cita para asesoría que es el mejor camino para aclarar tus dudas y seguir el tratamiento adecuado en su caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: