Quiebra pandemia a 648 de dos mil 400 afiliados de Canaco

A un año de que el comercio establecido en Tulancingo comenzó a sufrir los embates de la pandemia Covid-19, con dos cierres temporales de sus negocios; el primero, de abril a mayo de 2020 y el segundo, de enero a febrero de 2021; la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (CANACO-SERVyTUR) delegación Tulancingo, informó que el 27 por ciento de sus afiliados cerraron definitivamente ante la crisis económica.
Alejandro de la Concha Ortiz, presidente de la CANACO SERVyTUR, indicó que al cierre del primer trimestre del año, 648 negocios de los dos mil 400 afiliados cayeron en un hoyo económico donde algunos se tuvieron que comer su capital, mientras que otros perdieron su clientela por la falta de movilidad de la gente.
Detalló que esa cantidad de negocios principalmente corresponden a Tulancingo; pero, también, hay de Singuilucan, Acaxochitlán, San Bartolo Tutotepec, Huehuetla, Tenango de Doria, Santiago Tulantepec y Cuautepec de Hinojosa.
Entre los giros más afectados, ubicó a las tiendas de regalos, casas fotográficas, venta de celulares y accesorios y expendios de revistas, entre otros, aunque la mayoría fueron negocios de los llamados no esenciales.
Respecto a los apoyos que la cámara gestionó para los establecimientos comerciales, informó que en octubre del año pasado recibió la circular donde le informaban que a través de Nacional Financiera (Nafinsa), se hizo la debida promoción para colocar las solicitudes de créditos y espera que si puedan lograr algunos folios, que serían créditos de entre 50 y 300 mil pesos.
Agregó que el Instituto de Competitividad del Estado de Hidalgo, los invitó a participar en la convocatoria de créditos y están a la espera de ella para poder ingresar los folios a efecto de obtener algo.
Lamentó, que el gobierno lejos de ayudarlos ha perjudicado su sostenimiento y por supuesto, el crecimiento de los negocios.
La pandemia, dijo De la Concha Ortiz, no sólo ha provocado el cierre de los más de 600 negocios, sino que ha inhibido la apertura de medianas y grandes empresas, pues han sido casos excepcionales los que se han atrevido a invertir y a generar empleos, en cambio, si registran la apertura de micro negocios, es decir, pequeños negocios familiares de venta de antojitos o tortas, que han surgido ante la pérdida de empleos del jefe o jefa de familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: