Presenta Puente Bicentenario riesgos a usuarios que deberán ser anulados para su apertura

El “Puente Bicentenario”, cursa la etapa final de su construcción, solo falta que concluya el periodo de fraguado y realizar algunos acabados; sin embargo, no será abierto al paso de peatones y ciclistas, ya que representa riesgo para los usuarios, principalmente porque la estructura prácticamente toca el cableado de energía eléctrica.
El secretario de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Medios Ambiente del Concejo Interino, Sergio Fernández Cabrera, informó que la dirección de Protección Civil realiza un diagnóstico de los posibles riesgos que pudieran existir en el puente. “Sabemos que uno de ellos, son los cables de energía eléctrica y el transformador, se deberá hacer lo necesario para eliminar todo peligro”.
Garantizó que no abrirán el paso del puente, si no se eliminan los riesgos para la población. “La constructora deberá entregar la obra y las empresas tanto de telefonía, de televisión por cable y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), tendrán que hacer los cambios pertinentes”.
Fernández Cabrera, reconoció que el problema del cableado y el transformador no fue considerado en el proyecto inicial por la anterior administración.
Por ello, dijo, solicitó a la CFE un proyecto para realizar los cambios y se habla de una propuesta de 800 mil pesos para la remoción de postes y el cableado, que al parecer sería subterráneo.
Agregó que el presidente Fernando Lemus Rodríguez, cuida mucho los detalles para que no haya ningún riesgo a la población, además de que tendrán que arreglar la parte baja del puente para que tenga estética.
Derivado de las críticas que generó entre la población la construcción del puente que costó 4.6 millones de pesos, la pasada administración realizó el 26 de agosto de este año una reunión con vecinos de las colonias Jardines del Sur, Estrella y Plan de Ayala, en la que se dijo que para las personas con discapacidad, contemplaban una rampa lateral, pero no se hizo.
Algunos ciclistas coinciden en que ese puente tiene un grave problema de diseño, ya que quienes van de norte a sur y quieran incorporarse al bulevar Miguel Hidalgo, deberán salir de la ciclopista pasando el puente del Río Chico y circular sobre el arroyo vehicular aproximadamente 100 metros.
“No hicieron esos cambios, específicamente las rampas laterales para personas discapacitadas, cuando nosotros entramos sólo dimos continuidad a la obra que ya estaba en proceso”, aseguró Sergio Fernández.
Agregó que el Concejo Municipal recibió 50 obras en marcha, desde techumbres hasta pavimentaciones, guarniciones, banquetas y drenajes, de las cuales 31 han sido terminadas y faltan por concluir 19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: