La hora de la verdad, Hidalgo 2020

EXPERSIÓN DE CONFIANZA

A dos días de la contienda electoral en el Estado de Hidalgo, lo único que podría impedir que todos los ciudadanos participen en las votaciones para la renovación de las 84 presidencias municipales, es el atípico ambiente que prevalece en todo el mundo entre la incredulidad, incertidumbre y la certeza de que la pandemia del covid-19, ha cobrado la vida de mas de 85 mil mexicanos hasta hoy.

Sin embargo, en el margen de sanidad la gente quiere salir a depositar su voto en las urnas, aunque será difícil que se superen las expectativas de porcentajes y abstencionismo. La relación que ha mantenido la sociedad con las y los candidatos en este corto lapso de campañas de 40 días, sin duda ha despertado los sentimientos de responsabilidad y de confianza, aunque también existe el temor de que sean electos quienes no deberían serlo.

La gente ha manifestado claramente su solidaridad y unidad, con quién considera los mejores prospectos para el avance y progreso de cada municipio. Los mítines de cierre de campaña, son una clara visión de futuro que deberá demostrarse en las urnas el próximo 18 de octubre.

En ciudades claves en el ámbito político y social para el futuro del Estado de Hidalgo, como Tulancingo, existe un claro margen de ventaja electoral, que los ciudadanos reflejarán en las urnas con la suma de los votos.

Este margen de apoyo solidario de los tulancinguenses, define una tendencia irreversible de al menos 5 puntos de ventaja del candidato del Partido Revolucionario Institucional, Jorge Márquez Alvarado, respaldo y unidad que se mostró este miércoles en el cierre de campaña con un impresionante número de simpatizantes, que sin ser acarreados significan el “Poder Ciudadano” que lo llevará al triunfo este domingo.

Esta confianza del voto hacia el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se basa en el desarrollo comercial, empresarial, de seguridad y empleo, así como de educación y el lado de la paz y la seguridad.

El pueblo también está consciente de que en la política, todo puede suceder. Es por ello que el temor de que haya un gobierno corrupto y malabarista con representantes populares delincuentes, llegue al poder.

La noche del próximo domingo, será la hora de la verdad cuando se den los resultados preliminares de las votaciones y se harán realidad los sondeos y encuestas, que favorecen a Jorge Márquez.

Este no es por supuesto el único escenario en el Estado de Hidalgo, en el que las probabilidades de ganar se hayan definido desde que se conoció el nombre del candidato tricolor, con un voto razonado y consciente.

Los análisis en la capital hidalguense, Pachuca, hacen ver porqué podría equivocarse la mayoría cuando se han ubicado las últimas elecciones en un círculo de alternancias y nada más no eligen a la o él representante adecuado, que cumpla todos los compromisos y promesas como una mala cualidad de popularidad que después de generar una gran fuerza partidista, poco a poco se va apagando hasta quedar totalmente oscurecida su representatividad tanto personal como política. Estos factores que en campaña ocultan los falsos personajes “malabaristas”, respaldándose con figuras populares decadentes, son errores del voto que no se pueden corregir con el arrepentimiento de la sociedad.

El voto perdido o equivocado es un castigo para el mismo pueblo que lleva esperando ciclos de antigua vida política y renovaciones simuladas, que al final solo tienden al fracaso y los políticos se vuelven menos confiables. Un mejor futuro podría ser con Jorge Conde, por “PODEMOS” de los partidos políticos nuevos que daría una muy grata sorpresa.

En algunos municipios que conservan el mayor número de población indígena y en los que la pobreza se ha vuelto un estilo de vida para los habitantes, como sucede en Acaxochitlán, cuna de herencias políticas familiares y amistades de un símbolo mezclado con los dos partidos tradicionalistas “PRIAN”, que han gobernado por décadas resultando para la mayoría las alcaldías un premio mayor de la lotería, podrían cerrar estas elecciones con un contraste diferente e “independiente” a todos los demás liderazgos que han envejecido y se han ido desapareciendo de la fe de los acaxochitlenses.

Hoy en día el ritmo de la modernidad lleva a otros motivos de gloria más compartida con el pueblo que repartida en un círculo muy pequeño de ambiciosos personajes que han vivido prácticamente de cargos públicos. Los votantes en el municipio de Acaxochitlán ya no son tan tímidos como hace tiempo y desde este momento la victoria estaría distinguiendo al joven candidato Erik Carbajal Romo.

En el municipio de Mineral de la Reforma, comienzan a soplar vientos de cambio que abrirán las puertas a un nuevo horizonte de representación ciudadana, resaltando el entusiasmo de la juventud y experiencia de Israel Félix Soto, también priista que inspira confianza para seguir creyendo que en esta localidad, habría una avalancha de votantes cambiando el panorama de austeridad y necesidades de la gente que va por el resurgimiento de la esperanza con un sufragio  consciente de que todo cambiaría en los próximos cuatro años.

Los ciudadanos serán sus propios testigos de que la palabra sea cumplida por el futuro presidente municipal, una vez que el juicio electoral haya terminado esta etapa final políticamente para algunos y el principio para otros en estos tiempos modernos en que todas las crisis apuntan a un fin político en el que los hechos superen realmente al palabrerío populista.

No todo está dicho en municipios de alto impacto de inseguridad y violencia. Cuautepec de Hinojosa, ha sido golpeado por la delincuencia dedicada en los últimos años principalmente al robo de hidrocarburo y a la lucha entre grupos que se pelean por el control de la zona.

El tema político se ha vuelto muy vulnerable, porque la gente piensa que nada o muy poco cambiará en el próximo gobierno, pero el candidato más conocido en todo el municipio es Manuel Fermín Rivera Peralta. Él representa quizás el mayor reto de su carrera política y la del priismo en este lugar.

Dependerá de la participación de los electores que incluyan hasta los ciudadanos indecisos y los jóvenes, para que impulsen un triunfo contundente. Así las cosas, el regreso del PRI a la gloria, la victoria de candidatos de nuevos partidos políticos y la caída de políticos indeseables está por venir en el Estado de Hidalgo… hasta entonces.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: