A los buenos entendedores…

Desde hace algunos días en las redes sociales del gobernador Omar Fayad se presenta una peculiar constante; y es que, a los ojos de muchas personas es evidente la animadversión del mandatario hidalguense hacia el presidente municipal de Pachuca.    

Para los versados en política esa “cuestión menor”, manda una poderosa señal por varias razones. Por principio de cuentas, hay que recordar que la capital del estado es de suma importancia para los proyectos políticos que se avecinan (elecciones de diputaciones federales y locales este año y elección de gobernador el próximo).

En este particular, quien tenga el apoyo de la cúpula política en Pachuca, tiene buen trecho avanzado en sus aspiraciones.

Por otro lado, la bella airosa representa una buena “carta de presentación”, en la política local. Dicho en breve, el que gobierna bien la ciudad, tiene la posibilidad real de aspirar al gobierno del estado. Fórmula probada por el mismo Omar Fayad y Francisco Olvera, quienes antes de ser mandatarios estatales, pasaron por la administración municipal de Pachuca.

De tal manera que un posible rompimiento entre Sergio Baños y Omar Fayad no es menor. No solo se trata de un desaire, sino que representa de forma anticipada, un deslinde del gobernador por considerar a Baños una figura política relevante.

Para reforzar lo antes mencionado, vale la pena revisar el colosal regaño que salió de las cuentas del gobernador Fayad, cuando al presidente municipal de Pachuca se le ocurrió repartir juguetes con motivo del Día de Reyes.

No solo eso, los medios locales también hicieron eco del despropósito en lo que parecía una línea editorial, que seguía un objetivo definido: pegarle a Baños.

A unos días de ese amargo capítulo, se presenta otra situación curiosa. El día 30 de enero el titular del IMSSS, Zoé Robledo estuvo en Pachuca para supervisar los avances del Hospital General de Zona No. 36. En dicho evento, también estuvo el gobernador de la entidad mismo que en sus redes testimonió el acontecimiento a través de 15 fotografías.

En su publicación, Fayad le concede un espacio privilegiado a Israel Félix, presidente municipal de Mineral de la Reforma, cuando el hospital en cuestión se encuentra en Pachuca. No solo eso, Baños aparece en segundo plano en tres fotografías mientras que Félix, con frecuencia al lado derecho del gobernador, sale en seis ocasiones.

Estos mensajes parecen muy claros para los que gustan de la comunicación. Porque sería ingenuo pensar que se trata de un descuido. Por el contrario, se trata de un código específico para ir posicionando a algunos y desechando a otros.

No hay que extrañarse que partir de esta fecha, sea más elocuente esta dinámica. Es decir, el gobernador utilizando sus cuentas de redes sociales para mandar mensajes con la intencionalidad de posicionar a ciertos perfiles, en la medida en que se acerquen los procesos electorales.

No es la primera vez que esa estrategia se utiliza porque es un hecho que Fayad, al ser gobernador tiene mucha más tribuna política que otro actor local. Sus publicaciones tienen mayor impacto en las personas. También, es su abono, su gobierno goza de una buena calificación, por tanto se está haciendo un uso político de esa buena evaluación social.

Mientras el gobernador y su administración puedan ser un puente para catapultar carreras políticas, los van a seguir utilizando. Y por desgracia, para otros, esa buena reputación puede jugarles en contra cuando no tiene ni la voluntad, ni la gracia del Gobernador.

@2010_enrique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: