Con Trump hasta el final: dos meses perdidos

En la práctica se perderán más de dos meses.

Casi once semanas de diplomacia con Estados Unidos.

Pero es la orden.

El Gobierno mexicano jugará con Donald Trump hasta el final, porque es uno de los pocos sin reconocer a Joe Biden.

Ese lapso tan valioso pudo servir para iniciar relaciones con el futuro habitante de la Casa Blanca y encaminar asuntos bilaterales.

El migratorio será uno de los cambios fundamentales de Washington tras la persecución inclemente del magnate.

Medidas suyas, por cierto, a las cuales se plegó la actual administración y montó un muro de 30 mil elementos de Ejército, Marina y Guardia Nacional para contener las oleadas.

Asunto no menor es el comercio a fin de no sufrir vaivenes y amenazas arancelarias cuando hagan falta discursos estridentes.

LA MARCACIÓN A BIDEN

Así seguirán las cosas.

Al menos hasta cuando el Colegio Electoral confirme la victoria del demócrata Joe Biden y el fin de la era Donald Trump.

El canciller Marcelo Ebrard, sin duda el más lúcido del gabinete, obedece la línea presidencial y conserva el trato institucional con la Casa Blanca.

Pero hay variantes.

Él y su equipo de asesores observan a diario los discursos de Biden y sus nombramientos para entenderlo mejor y crear escenarios en la relación México-Estados Unidos.

Dos posiciones son sobresalientes: el jefe del Departamento de Estado y el subsecretario para América Latina.

En importancia sigue el secretario de Seguridad Interior, cargo reservado a Alejandro Mayorkas, porque será el encargado de vigilar la frontera.

Ebrard está dedicado a esa tarea mientras reconstruye viejas relaciones con demócratas, caso Hillary Clinton, por quien hizo campaña hace cuatro años con severas críticas a Trump.

También hay contacto con Rudolph Giuliani, abogado de Trump y quien fuera su asesor cuando quiso copiarle su política cero tolerancia.

Todos serán útiles cuando se ordene establecer contacto oficial con Biden.

CONTRATISTA FAVORITO

1.- La suerte jugó ayer contra Sergio Checo Pérez en la Fórmula 1.

Pero no contra sus patrocinadores.

Interprotección se promueve con sentido social y condición de Great place to work.

Debe ser un gran lugar para trabajar porque goza de contratos crecientes en esta administración y una dependencia, Conagua de Blanca Jiménez, le encomendó aseguramientos por 400 millones de pesos.

Los competidores de esa firma aseguran que le hacen convocatorias y contratos a modo gestionados por Armando Bonilla y David Trejo.

Hay más dependencias, pero el hilo de la investigación debe corresponder a la Función Pública de Irma Eréndira Sandoval, el SAT de Raquel Buenrostro y la UIF de Santiago Nieto.

2.- Vaya detalle de Emilio Azcárraga Jean.

Apenas perdieron las Águilas, el dueño del América y de Televisa difundió un tuit felicitando a Amaury Vergara y a las Chivas por pasar a semifinales.

Y 3.- La diputada local Teresa Ramos rindió su informe de su trabajo en Tláhuac y recibió la felicitación de los tres poderes de la capital.

Ella es codiciada por varios partidos -renunció al Verde- y del Antiguo Palacio del Ayuntamiento con miras a hacerla candidata a alcaldesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: