(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


Acceso Usuarios

  1. Regístrate!!

COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

NUTRICION

(Por Verónica Callejas Cruz) Viernes, 19 de Mayo de 2017 -- 5:12 am

  

 

MICROBIOTA INTESTINAL

 

Se denomina microbiota intestinal al conjunto de bacterias que viven en el intestino, en una relación de simbiosis tanto de tipo comensal como de mutualismo. Este conjunto forma parte de la microbiota normal.Los microorganismos habitan en diversas partes del cuerpo humano, incluida la piel, la nariz, la boca y los intestinos. El tracto digestivo comprende desde la boca al ano y es importante que lo tengamos saludable en todo su recorrido. Concretamente, el intestino humano alberga una enorme cantidad de microorganismos, aproximadamente 100 trillones, se estima que sobrepasan las células humanas en unas 10 veces. Los microorganismos presentes en el intestino son principalmente bacterias y pertenecen a más de 1000 especies.Cada individuo tiene una composición de microbiota intestinal distinta y muy variable, aunque todas las personas compartimos una serie de microorganismos comunes básicos.

La composición de microorganismos intestinales se denomina “microbiota” intestinal, mientras que la totalidad de los genes de la microbiota se conoce como “microbioma”. Los genes del microbioma intestinal superan a los genes del cuerpo humano en aproximadamente unas 150 veces. La microbiota humana se crea en la primera etapa de la vida: el feto en el útero es estéril y la exposición a los microorganismos empieza en el momento del nacimiento, es decir, al pasar a través del canal del parto y/o exponerse a los microbios presentes en el entorno. Los bebés que nacen por cesárea tienen una microbiota intestinal diferente, lo que se ha considerado como menos favorable y se cree que está asociado con un mayor riesgo de contraer enfermedades y de padecer sobrepeso y obesidad en el futuro, en comparación con los bebés que han tenido un parto vaginal.

Pese a que la microbiota se instaura en la primera etapa de la vida, puede variar posteriormente según cambios de edad, dieta, ubicación geográfica, ingesta de complementos alimenticios y fármacos, además de otras influencias ambientales. El exceso de grasa corporal y las enfermedades también se asocian con una microbiota intestinal alterada.

La alimentación en un momento precoz de la vida, incluyendo el periodo de lactancia o alimentación con preparados para bebés, modula la composición de la microbiota intestinal en los humanos; asimismo, los hábitos alimenticios prolongados repercuten de manera importante y explican algunas de las diferencias geográficas. Esto es así porque determinados componentes de la dieta, tales como, la fibra, se descomponen mediante fermentación bacteriana y se utilizan como combustible. Comer cantidades cada vez más elevadas de determinados componentes alimenticios puede potenciar el número de bacterias que utilizan esos componentes específicos como combustible, lo que significa que los cambios en la composición de los alimentos pueden llegar a modificar la composición de la microbiota intestinal. La composición de macronutrientes (es decir, la proporción de proteínas, carbohidratos y grasas) de los alimentos influye y cualquier alteración en los hábitos alimenticios conlleva a variaciones en la microbiota intestinal.

Los microorganismos intestinales influyen en la salud de diversas maneras, muchas personas con determinadas enfermedades (enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad del intestino irritable, colitis, gastritis, divertículos, pólipos, hernia hiatal, alergias, entre otros) tienen una microbiota diferente a la de las personas sanas, aunque en la mayoría de casos es imposible precisar si la microbiota alterada es una causa o una consecuencia de la enfermedad. Los patrones de la microbiota intestinal que están asociados con la salud son más difíciles de definir. La composición de la microbiota intestinal es muy variable, incluso entre sujetos saludables.

La nutrición es el factor más importante que influye en la composición y actividad metabólica de la microflora intestinal. Los errores de alimentación y los cambios sustanciales en la dieta, así como los componentes de los alimentos de baja calidad y la higiene de los víveres inadecuados, compromete a la flora del tracto intestinal. ¡¡¡Baje de peso e inicie un nuevo estilo de vida!!!

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN   consultorio 71 8 39 69   cel. 7711300748

PREVIA CITA

correo electrónico: nut_verocc@terra.com.mx

EN PACHUCA: PLAZA COMERCIAL LAS MARÍA LUISAS, AV. REVOLUCIÓN 1014, 2º. PISO, INT. 75. COL. PERIODISTAS

 

EN IXMIQUILPAN: MÉDICA LAS AMÉRICAS, AV. FELIPE ANGELES 24, 1ER. PISO, INT 2, COL. CENTRO.

 

 

 

 

 

 

 

 


Twitter


Facebook