(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


Acceso Usuarios

  1. Regístrate!!

COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

HISTÓRIAS

(Por Lorenia Lira) Martes, 16 de Mayo de 2017 -- 3:41 am

  

Un caso de habilitación de edad en Tulancingo

 

 

A partir de mil ochocientos cincuenta y cuatro, el Presidente Benito Juárez decretó que la edad minima para casarse era de veintiún años. Existía sin embargo un trámite en el Registro Civil llamado Habilitación de edad mediante el cual se le concedía al o los futuros contrayentes el permiso para casarse.

El trece de enerode 1912, aquí en Tulancingo se presentó un caso así. Se trató de la Señorita Natalia Aguilar de dieciocho años, con domicilio en la calle Independencia, quién acudió al Jefe político de Tulancingo, para informar que su Sr. Padre, Don Quiterio Aguilar no daba su permiso para el enlace entre ella y el Señor Antonio Ramírez, y aún lejos de ello, había intentado sacarla de la ciudad.

La Señorita Aguilar fue depositada en la casa del Sr. Luís San Vicente, a la sazón dueño de la fábrica de Hilados y Tejidos de Lana El Progreso, luego de que los padres de la interesada le dijeron que no necesitaban tenerla más en su casa.  El Sr. San Vicente  además expidió una carta diciendo que el Sr. Don Antonio Ramírez siempre había observado buena conducta y honradez cuando trabajó ahí.

El jefe político José Antonio Pedrosa le concedió la habilitación de edad luego de una investigación sobre los antecedentes del susodicho Antonio Ramírez y envío a todos los afectados por escrito su decisión el día dos de febrero, incluido el Presidente Municipal.

Sin embargo, el día diez de febrero, la señorita Natalia Aguilar envió otro oficio al Jefe de Distrito solicitando que se declarara sin efecto su depósito en la casa del Sr, San Vicente y pedía que se le restituyera a la casa de sus padres, amparándose en el artículo1814 del código de procedimientos civiles. Natalia había desistido del intento de casarse con Antonio Ramírez, no dice la causa, el expediente termina con una serie de oficios dirigidos a todos los interesados, incluido el Sr. Luís San Vicente, para que la Señorita Aguilar fuera restituida al hogar paterno.  Cabe señalar que Antonio Ramírez no presento solicitud alguna, ni para la habilitación de edad, ni para el retorno de su novia al hogar paterno.


Twitter


Facebook