(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

EN BUSCA DEL CIUDADANO

(Por Enrique López Rivera) Martes, 19 de Febrero de 2019 -- 11:05 am

  

 

La noche de Yolanda Tellería. 

 

Desde que ganó la alcaldía de Pachuca en 2016, Yolanda Tellería ha enfrentado múltiples retos. Algunos de ellos, han sido resueltos con mayor o menor fortuna pero otros se han vuelto verdaderas pesadillas para la Presidenta Municipal.

Hay que decir, en honor a la verdad, que la militante panista hereda buena parte de esos asuntos difíciles. Los problemas de una ciudad en pleno crecimiento (desordenado y no planificado) han proliferado ahora, pero tienen un punto de partida en las administraciones pasadas de manufactura priísta.

Pero lejos de lo anterior, el principal problema con la actual alcaldesa tiene que ver con las  expectativas que generó una nueva administración en la capital hidalguense.

Con sobrados motivos los pachuqueños esperamos un mejor ejercicio del gobierno municipal. No obstante, al cabo del tiempo, la alcaldía no logra tener acciones de alto impacto en la ciudad.

Sigue el deterioro de las calles (baches), el sistema de recolección de basura es ineficiente, los parquímetros del centro de la ciudad siguen operando bajo un esquema injusto para las arcas del municipio; en suma, no se siente la presencia de una administración distinta a la anterior.  

Aunado a ello, el oficio político de la Presidenta Yolanda Tellería, se ha puesto en duda en varias ocasiones. Hasta hace poco, los conflictos con los comerciantes ambulantes rebasaron la capacidad negociadora del gobierno municipal, en un “juego de vencidas” los participantes llegaron a un punto de parálisis en donde, por alguna razón, el dirigente de los comerciantes Oscar Pelcastre desapareció de la escena dejando el camino libre para una pírrica victoria al municipio de Pachuca.

Hoy nuevamente la capacidad negociadora de la Presidenta se pone a prueba. El Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Pachuca (SUTSMP) emplazó a huelga y desde las doce horas de hoy las banderas rojinegras cuelgan en la Casa Rule.

No obstante,  el escenario de hoy es más complejo. Por principio de cuentas las demandas de aumento salarial del sindicato son desproporcionadas. Pero más allá de eso, el gobierno municipal se encuentra imposibilitado para dar respuesta a esas demandas.

En términos fiscales el municipio no tiene los fondos necesarios para cumplir con las demandas que le solicitan los huelguistas. Pero aunado a lo anterior, la fortaleza política de la presidenta municipal en el ámbito local, es prácticamente nula.

Adolece del respaldo de su propio partido que después del cambio de dirigencia a nivel nacional no tiene una representación local fortalecida. Pero además, es conocida la distancia de Yolanda Tellería con el gobernador del estado Omar Fayad.

Es decir, quienes pudieran salvar de este entuerto a la presidenta están distantes. La dirigencia del PAN estatal obedece a otros intereses de grupo, al cual no pertenece Tellería. Y por el otro lado, el gobernador de extracción priísta, tendrá muy poco interés en tender una mano para rescatar las finanzas municipales.

De tal manera que Tellería está sola. No tiene aliados que le puedan ayudar. Vamos a ver en unos días la culminación de este conflicto laboral y la repercusión económica que pudiera tener una huelga prolongada para el ayuntamiento de Pachuca. 

lore750715@gmail.com

@2010_enrique

 


Twitter


Facebook