(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


Acceso Usuarios

  1. Regístrate!!

COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

EL BAÚL

(Por Leonel Quiroga Cázares) Viernes, 23 de Junio de 2017 -- 5:15 am

  

 

 

Hace muchos años cuando estuve en una organización sindical, nos caracterizamos por tener cierta independencia del Estado y a mí no tan larga edad, en verdad me sorprendía del Espionaje que realizaba el gobierno federal (hablo de los años 80´s).

Eran métodos no tan sofisticados como en la actualidad, pero los llevaban a cabo. Nos percatamos que lo hacían –dado el tiempo- con efectividad. Relato con gusto que en una ocasión que nos reunimos varias organizaciones sindicales en el entonces Distrito Federal, haciendo una serie de peticiones, al final de la manifestación que concluyó como a las 4 de la tarde, nos pidieron acudir a Gobernación, allí nos enseñaron fotos desde que salimos de la ciudad de Xalapa, Veracruz y escenas de lo que sucedió en la Ciudad.

Fotos desde todos los ángulos, tamaños y contextos.

Ahora The New York Times ha publicado que se ha adquirido por parte del gobierno un sofisticado sistema denominado “pegasus” que dadas las actuales versiones tecnológicas ponen al descubierto desde conversaciones hasta revisar con lujo de detenimiento todo lo que contenga su dispositivo, aun que éste se encuentre “apagado”.

Un fragmento de lo que ha sido divulgado en relación a los apuntes del día de hoy en esta columna:

…Destacados defensores de derechos humanos, periodistas y activistas anticorrupción de México han sido afectados por un avanzado programa de espionaje adquirido por el gobierno mexicano que, en teoría, solo debe ser utilizado para investigar a criminales y terroristas.

Entre los blancos del programa se encuentran abogados que investigan la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, un economista que ayudó a redactar un proyecto de ley anticorrupción, dos de los periodistas más influyentes de México y una estadounidense que representa a víctimas de abusos sexuales cometidos por la policía. Los intentos de espionaje incluso han alcanzado a los familiares de los activistas y periodistas, incluido un adolescente.

Desde 2011, al menos tres agencias federales mexicanas han gastado casi 80 millones de dólares en programas de espionaje de una empresa de origen israelí.

No es nuevo, lo nuevo es que la sofisticación en espionaje permite poner en claroscuro a quienes critican al gobierno federal. El costo lo dice todo 80 millones de dólares cuesta.

DEL TELESCOPIO:

Lamentable el hecho de que fue objeto el empresario de Xicotepec Miguel Huerta.

La expectativa de los ciudadanos Xicotepequenses es saber que va a pasar con los “detenidos” y si será posible develar la identidad de la organización delictiva a la que pertenecen.

Correo: elbaul84@hotmail.com

Twitter: @elbaul84

 


Twitter


Facebook