(775)75 53900
"Fundado en la ciudad de Tulancingo de Bravo
el 27 de septiembre de 1951"

BUSCADOR


COLUMNAS POLÍTICAS


COLUMNAS SOCIALES



EDICIÓN IMPRESA

CULTURA Y MEDIO AMBIENTE

(Por Gloria Valencia Vargas) Viernes, 16 de Febrero de 2018 -- 4:24 am

  

LA REAL ADUANA

Las garitas son construcciones cuyo fin fué la recaudación de impuestos de las mercancías que entraban y salían en un punto fronterizo del país o en una ciudad. El año pasado fueron cerradas por orden del Secretario de Hacienda las principales garitas de la frontera norte del país

 

En la Nueva España “las garitas” fueron edificadas a las entradas de las ciudades y los pueblos de importancia, su función era en un tiempo para la defensa y posteriormente sirvieron para la recaudación de impuestos y el control de la mercancía que entraba o salía, así como evitar el contrabando cuya comercialización era monopolio de la Corona española, en un principio quienes tenían el cobro y manejo de las aduanas era el Consulado de Comerciantes (1647-1753) la Corona volvió a encargarse de la administración de los impuestos por medio de la Real Aduana (Hacienda):

“La alcabala fue una de las primeras contribuciones impuestas en el territorio de la Nueva España desde tiempos de la conquista. Aunque Carlos V eximió a sus súbditos novohispanos del pago de este impuesto durante un corto periodo, en el año de 1575 se restableció definitivamente su recaudación. A partir de esta fecha y durante los últimos años del siglo XVI, fue la Real Hacienda, a través de sus funcionarios, la que recabó directamente esta contribución entre los vecinos de la capital novohispana…” LOS MUROS DE AGUA El Resguardo de la Ciudad de México Siglo XVIII. Guadalupe de la Torre Villalpando.

Las garitas o aduanas estaban situadas en los sitos estratégicos a las entradas de la Ciudad de México y frente a zanjas de agua, con puentes en ambos lados, así como grandes arcos a la entrada y se ha descrito ampliamente su función, edificación y número de éstas en la capital, cuyo inventario y avalúo en 1753 registraron 19 garitas.

“Las garitas fueron construcciones diseñadas primordialmente como viviendas, ya que servían de alojamiento a los guardas y sus familias. Solo en segundo término fungieron como oficinas, es decir, que contaron con los espacios para llevar a cabo la revisión y el registro de las mercancías…”

En Tulancingo se hace mención en la nomenclatura de las calles, de; La Aduana:

“Cuartel del Arco: calles de Eco, Santiago, San Antonio, Aduana, Real, la Orilla, Jacalito, Puente Chico, el Arco, Cuartel del Centro: Plaza Mayor, Calles del Arco, Aduana, Real, Mimila, Nopalapa, Aguedas, Alegría, Hortalizas…” AGN.

En el Plano del Pueblo de Tulancingo de 1825 aparece el punto donde se encontraba la Aduana junto al río San Lorenzo:

“En 1873 el señor mi padre prolongó la calzada desde el puente del 5 de Mayo hasta la garita del camino que sale para México” Tulancingo Esbozo Histórico

Las mercancías y los impuestos que se obtenían en Tulancingo son descritas en el libro Descripción geográfica, y estadística del distrito de Tulancingo, 1825

Ramos en administración. – “…los productos, gastos, líquidos o deficientes en cada mes han tenido las rentas de alcabalas, pulques, tabaco. pólvora, papel sellado que se recaudan por las administraciones del distrito”

Hoy no tenemos ni huella de lo que fue la garita en Tulancingo. desde el siglo antepasado desapareció.

Hasta el próximo viernes. Sus comentarios serán bien recibidos y tomados en cuenta si los envía a: lolvalart@hotmail.com


Twitter


Facebook