Usuarios de la Unidad de Medicina Familiar (UMF), número 34, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), solicitaron a las autoridades de esta clínica que coloquen sillas o bancas para que las personas que esperan consulta, puedan hacerlo de manera diga porque llega mucho adulto mayor, personas en muletas o bastón, y no tienen donde reposar.
Los derechohabientes, celebraron que ya se haya abierto el acceso principal, pues es más amplio y al menos tiene un techo que los protege de las inclemencias del tiempo, no así en la pequeña entrada que habilitaron desde la época de pandemia.
Lo malo, refirieron, es que en ese acceso principal hay muchas personas que llegan minutos antes de su cita y no los dejan pasar. “Los tienen esperando de pie, muchos de ellos vienen con bastones, muletas, son adultos mayores o traen férulas en sus extremidades inferiores y deben tener una silla para esperar”.
Algunos usuarios, que saben de esa situación se traen su banco para poder sentarse a esperar el turno de su consulta.
Fermín Vargas, paciente de la UMF 34, dijo que llega al consultorio 8 desde temprano y nota que solo dan cuatro consultas y los demás deben esperar para ver si hay espacio y lo hacen afuera.
“He visto a personas de todas las edades, algunos lesionados que vienen a revisiones y todos ellos, deben de esperar de pie o traer su propio banco o silla. Creo que esto no tiene que ser así, el gobierno debe de otorgar las sillas para que todos tengan un banco o silla para esperar su turno, por lo que pido a la dirección de la UMF 34, que haga algo al respecto”, solicitó Fermín Vargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: