Por: Erika O.

La clase trabajadora avizora una difícil situación con el inminente fin de curso escolar, que trae consigo gastos por ceremonias y graduaciones.
Los empleados no cuentan con dinero para solventar gastos extras, por lo que podrían recurrir a préstamos a pagar en lo que resta del año o bien a empeños, opinó el secretario general de la Central de Delegaciones de Obreros y Sindicatos, Jesús Vera Rodríguez.
Los incrementos constantes en productos básicos y el pago de servicios, propician que los trabajadores vayan “al día”, por lo que en esta temporada de clausuras, muchos tendrán que comprometer ahorros y hasta el aguinaldo, a fin de cumplir con los compromisos.
La situación se complica de acuerdo con el número de hijos que tengan y que concluyan un nivel educativo, refirió el entrevistado, pues en algunas escuelas se acostumbra la fiesta de graduación y ello, conlleva al pago de platillos, ropa para la ocasión y paquete de fotografía, por citar algunos aspectos.
Por lo que, algunos padres de familia tendrán una temporada complicada en cuestión económica para cubrir los requerimientos de los centros educativos, ya que aunque éstos sean mínimos, no cuentan con dinero para solventarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: