Teniendo en cuenta esa preocupación por conservar la juventud muchos años, actualmente hay una gran cantidad de técnicas de rejuvenecimiento, que tiene la capacidad de mejorar la apariencia del rostro, del cuerpo y la salud del mismo. No obstante, para no tener que recurrir a procedimientos y tratamientos que son realmente costosos, hay otras alternativas naturales que nos pueden ayudar a obtener los mismos beneficios a largo plazo.

El contar con una dieta saludable, nos va a ayudar de una manera magnifica, ya que la alimentación desempeña un papel muy importante en la belleza, un plan de alimentación adecuado debe incluir una buena cantidad de frutas, verduras, cereales, carnes magras y pescado, que aporta omega 3.

Descansar lo suficiente y tener un sueño reparador, es clave para gozar de buena salud, tanto a nivel físico como emocional, ya que durante el periodo de sueño, las células del cuerpo se revitalizan y llevan a cabo, importantes funciones que no pueden cumplir el resto del día.

Una copa de vino tinto al día también es recomendable. Cuando consumimos vino de manera moderada, le estamos aportando al organismo antioxidantes, hierro, vitaminas A, C y varias del complejo B, entre otros nutrientes, que mejoran la salud y ayudan a conservar la belleza de la piel.

Incrementar el consumo de agua es esencial para gozar de una buena salud física y emocional. Las células necesitan mantenerse hidratadas para regenerarse y cumplir importantes funciones en el organismo, sobre todo en estas temporadas de calor.

Hay que evitar el alcohol, el cigarrillo y las drogas. Todos estos malos hábitos te roban años de vida y juventud, ya que estas sustancias intoxican al cuerpo y provocan enfermedades que aceleran el envejecimiento.

Ahora bien, les tengo una receta antienvejecimiento que combina las propiedades del aceite de linaza con el ajo y el limón, para obtener un increíble aliado de la salud y de la belleza de la piel y el cabello, y los ingredientes son 100 ml de aceite de linaza, 2 limones medianos, 1 diente de ajo grande y 500 g de miel.

Lo que debemos hacer es colocar los ajos y el limón, con su cáscara, en una licuadora. Agregarle la miel y el aceite de linaza y batir todo para incorporar los ingredientes. La mezcla se guarda en el refrigerador y se consume 1 cucharada, tres veces al día, media hora antes de las comidas.

Este simple remedio natural, es rico en nutrientes esenciales para el organismo y la belleza, aunado a que su consumo regular, nos podría ayudar a mantener alejados de enfermedades, al tiempo que estaremos cuidando nuestra piel desde el interior, por lo que se las recomiendo mucho, es por Salud y Más… hasta la próxim@admin-web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: