Sin duda alguna, la papa es uno de los alimentos más utilizados en la cocina mexicana. Sin embargo, las cáscaras de este tubérculo han sido poco valoradas, ya que, sin darnos cuenta y por desconocer los múltiples beneficios que aportan, terminan en el bote de la basura, dejando con ello ir una oportunidad maravillosa y económica, de brindarle al organismo un beneficio más para la salud.

Y es que, la piel de las papas o patatas tienen distintas propiedades maravillosas, siendo grandes aliadas si de mejorar el aspecto de la dermis se trata, además de ayudar a solucionar problemas de acné o para el alivio de quemaduras, pero eso no es todo.

Por ejemplo: consumir cáscaras de papa a manera de infusión, puede apoyar en la expulsión de cálculos renales o en su caso eliminar la retención de líquidos. En estos casos, se necesitan dos tazas de cáscara hervidas en medio litro de agua, se cuela y se toma en ayunas cada tercer día.

Importante es mencionar también que la papa es muy rica en potasio, que es clave en el funcionamiento óptimo del corazón.

Por su parte, la cáscara ayuda a bajar los niveles de colesterol malo en la sangre, con lo que el riesgo de enfermedades cardiovasculares disminuye y también reduce la hipertensión.

Un dato importante es saber que en distintas partes del mundo y a través de los años, se ha utilizado la cáscara de las papas hervidas, para curar las quemaduras de la piel, incluso, un hospital en la India, comenzó a probar esta técnica como remedio colocándolo junto al vendaje de pacientes con quemaduras y se dieron cuenta, que sanaban más rápido además de ser un tratamiento sumamente económico.

Este tubérculo es de igual manera, un gran aliado del sistema inmune, esto de acuerdo con estudios de la Universidad de Barcelona, publicado en la revista Química e Industria. Investigación disponible en internet.

Ahora bien, las papas después de los pepinos, son las más usadas para reducir las ojeras en el rostro. En este caso, solo basta cortarla en rodajas y colocarlas directamente en la zona a tratar o simplemente, colocar las cáscaras y si antes se meten al congelador el resultado será mucho mejor.

En caso de manchas en el rostro, resulta muy efectivo licuar la cáscara de dos papas con un poco de yogurt natural y una cucharada de cúrcuma, para posteriormente aplicarla en el rostro previamente lavado, durante veinte minutos y enjuagar.

Finalmente, recordemos que es recomendable que siempre que vayamos a utilizar este tubérculo, es de vital importancia lavarlas y desinfectarlas, ya que precisamente en la cáscara, es donde más se acumulan los pesticidas, por lo que se debe tener mucho cuidado en su limpieza, es por Salud y Más, hasta la próxim@admin-web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: