Hilda Miranda Miranda denunció ante la opinión pública una serie de intimidaciones en contra de familiares, entre ellos, dos menores de edad y de su equipo de trabajo; pidió a las autoridades competentes iniciar una investigación para dar con los responsables.
Al señalar que esto forma parte de la efervescencia político-electoral, ahora, las campañas negras han traspasado una línea delgada: su vida privada, de ahí que, solicitó a la Procuraduría General de Justicia del Estado actuar de manera imparcial.
Relató que, previo a la visita de la única precandidata presidencial Claudia Sheinbaum Pardo, colaboradores de la regidora de Morena en Mineral de la Reforma, Hilda Miranda Miranda, fueron víctimas de acoso y de vigilancia constante en las afueras de su oficina de atención ciudadana, así como en la vía pública.
Así mismo, dos menores que cursan la educación básica, también ya fueron acosados por un sujeto que, viajaba en un vehículo particular y que, ahora se conoce, las señas coinciden con la misma persona, lo que hace suponer, forma parte de una guerra sucia en su contra para generar psicosis entre sus parientes.

Condenó que los infantes que salían de sus escuelas en distintos horarios fueran vigilados por el mismo hombre, quien los vigiló hasta sus domicilios particulares ubicados en distintos puntos de Mineral de la Reforma.

Por esta razón, Hilda Miranda no solo interpuso ya, una denuncia penal, sino que, ha pedido al Grupo Legislativo de Morena hacer un pronunciamiento por estos actos que forman parte de las llamadas campañas negras.

La regidora de Morena comentó que esto se suma a las intimidaciones en contra de sus colaboradores más cercanos, quienes, previo a la visita de Claudia Sheinbaum acudieron a distintas colonias para hacer el perifoneo correspondiente, sin embargo, había gente a bordo de unidades particulares que los vigilaban.

Por esta razón, Miranda Miranda no descartó solicitar protección a las autoridades competentes, tomando en consideración que estos hechos no son recientes, sino que, han sido constantes a los ataques sistémicos de violencia política en su contra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: