En Tulancingo, alrededor de las siete de la mañana de ayer (jueves), elementos de la Secretaría de Marina Armada (SEMAR) arribaron a un inmueble ubicado en la colonia San Nicolás El Chico, frente a una gasolinera.
De acuerdo con los primeros reportes, se trató del aseguramiento de talleres mecánicos y de automóviles, motocicletas y diversas piezas automotrices, derivado de cateos cumplimentados por personal de la Fiscalía General de la República (FGR).
Esto, generó el cierre total del carril que lleva a la colonia Jaltepec, por lo que tuvo que ser habilitada la doble circulación vehicular en el carril contrario, lo cual generó caos vial, ya que el operativo coincidió con la entrada a sus de los trabajadores de la presidencia municipal y las diferentes escuelas aledañas.
En esa zona, se encontraban estacionadas al menos 20 unidades de la SEMAR y la FGR, mientras los agentes realizaban las inspecciones y anotaciones correspondientes, posteriormente se sumaron vehículos del Ejército Mexicano.
A las cuatro de la tarde aproximadamente, todavía no se liberaba el tránsito y según lo dicho por vecinos, en ese punto de la ciudad existen muchos talleres mecánicos y deshuesaderos, cuyos vehículos permanecen durante mucho tiempo, incluso se ha especulado que los automóviles que ahí llegan, cuentan con reportes de robo y son desmantelados.
Lo mismo ocurre con las piezas automotrices o refacciones, ya que son de procedencia ilícita y en algunos espacios, también se comercializa hidrocarburo supuestamente sustraído al margen de la ley.
Los cateos, se llevaron a cabo a una semana de los realizados en la Plaza del Vestido de Tulancingo, donde fue asegurada mercancía con marcas apócrifas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: