Las investigaciones para determinar el procedimiento a seguir en el caso del Parque Aventura, van caminando y están por pasar a la autoridad sustanciadora, para que en un lapso de 12 a 15 días, se entregue a la Contraloría de Hidalgo, si resulta una falta grave o se resuelva en la dependencia homóloga municipal, si es una falta no grave.
El titular de la Contraloría en Tulancingo, Salvador González Cruz, informó lo anterior e indicó que el órgano interno de control del municipio está integrado por tres autoridades, la investigadora, la sustanciadora y la resolutora.
Explicó que la investigadora checa todo el procedimiento que se hizo para la construcción del parque, se entrevista con los involucrados, revisa pagos y operaciones, entre otros aspectos, es decir, prepara todos los papeles de la investigación a la segunda autoridad para que vaya sustanciando el caso y si es necesario, puede citar a los involucrados por si surgieran dudas.
Posteriormente, agregó, cuando la autoridad sustanciadora termina su trabajo, entra la resolutora, que es quien decide si es falta grave o si es una falta no grave.
“Si es falta no grave, se queda en Tulancingo y resuelve el órgano interno de control, pero si se determina que es grave, se va al Tribunal Administrativo de Justicia”, explicó González Cruz.
Puntualizó que el caso del Parque Aventura está pasando a la autoridad sustanciadora y en 15 días, será turnado a la instancia resolutora.
El contralor municipal, reiteró que la obra no está recepcionada y agregó que el hecho de que una administración la reciba al iniciar su periodo no quiere decir que ya esté recepcionada, pues en las transiciones de las administraciones, se entrega un acta de entrega recepción entre el contralor que sale y el que entra, pero falta la entrega recepción que el municipio hace al gobierno estatal, misma que no está.
Finalmente, dijo que el plazo que puso el titular de la Secretaría de Contraloría, Álvaro Bardales Ramírez, para que la Contraloría municipal resuelva si es una falta grave o no grave, es el 31 de diciembre de este año, pero no quiere decir que ahí termine el caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: