Durante la última semana, se registraron tres nuevos casos de dengue en Hidalgo, uno de ellos con signos de alarma, por lo que ya suman 31 en lo que va de la temporada de lluvias, de acuerdo con información del panorama epidemiológico de esta enfermedad de la Dirección General de Epidemiología (DGE).
Según el reporte de la Secretaría de Salud federal (Ssa) al siete de agosto del presente año, 27 casos son generales, dos graves en Huautla y Chapulhuacán y otros dos con signos de alarma en Atlapexco y Huautla. El municipio con más casos en la entidad, es Pisaflores con 13. Todos los casos se concentran en municipios de la Huasteca.
Durante el mismo periodo del año pasado no se había reportado ningún caso de dengue en la entidad, a lo que la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) se lo atribuía al aislamiento social derivado de la pandemia del covid-19.
A nivel nacional van 8 mil 291 casos, lo cual significa un aumento del 206.6 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado cuando iban 2 mil 704. Asimismo, van 13 defunciones, lo que representa un incremento del 62.5 por ciento respecto a 2022 cuando iban ocho.
En semanas pasadas, María Zorayda Robles, titular de la SSH, descartó que los primeros casos representaran una preocupación para la población e informó que previamente, había estado en Jacala impulsando la estrategia Lava, tapa, voltea y elimina
“Hay una gran cantidad de fases de la vida del mosco y tenemos que ayudar en esta cultura de corresponsabilidad, tanto de las personas de educarlas para que no tengan recipientes ni limpios ni sucios expuestos, sino que se tienen que voltear los recipientes, deschatarrizar, lavarlos, taparlos o eliminarlos, para que no ocurra lo que en los estos colindantes está pasando que es un margen mucho mayor”, refirió.
La dependencia estatal dio a conocer que las condiciones atmosféricas en la entidad, son propicias para la reproducción del mosquito transmisor, por lo que, señaló, es importante prevenir la presencia de estos insectos y evitar su picadura.
La base de la estrategia de control de vectores es la participación social, por medio del apego a las acciones: “Lava, tapa, voltea y elimina”. Esto porque, señaló, los mosquitos necesitan depositar sus huevecillos en la pared de recipientes vacíos como botellas, tinacos, latas, floreros y llantas, en donde pueden durar hasta un año en un ambiente seco y con la primera lluvia o humedad, surgen las larvas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: