Con la aprobación de la Ley General de Educación Superior, Hidalgo se suma a tres entidades más que cuentan con los beneficios establecidos en la misma, declaró el subsecretario de Educación Media Superior y Superior, Daniel Fragoso Torres.
En entrevista comentó que uno de los principales ejes de ésta, es que universidades públicas y privadas, tendrán acceso a financiamiento y dar atención a aquellas necesidades más apremiantes.
“No se trata de que pidan; el problema normalmente es que hay tres tipos de financiamiento en la educación, el que da la Federación, el Estado y el que se hace de recursos propios. Que puedan vender servicios, porque las instituciones pueden vender sus servicios y pueden poner a la gente, del pueblo, de los particulares, toda la investigación”.
Explicó que las instituciones educativas tienen un amplio abanico de oportunidades a través de las líneas de investigación que manejan, de acuerdo con su vocación regional en materia de agrobiotecnología, la cual es la más importante, debido a que, Hidalgo tiene una mayor actividad agrícola rural.
Así mismo se cuenta con la actividad en materia de industria metal-mecánica, la del vestido, educación, como prestadora de servicios y la línea de investigación relacionada con la minería con calizas.
Aunque, también ya se incursiona en el tema de la industria 4.0 del blockchain, tecnología que sirve para dar paso, a la transferencia de datos digitales a través de una codificación sofisticada y segura; así como en cuestión aeronáutica.
El subsecretario de Educación Media Superior y Superior, mencionó que la idea principal de la Ley General de la Educación es lograr que este rubro se convertirá en gratuita en un periodo de 10 años, similar a la situación actual de la educación básica, es decir, que las aportaciones no sean obligatorias.
Por el momento, Hidalgo se sumó a los estados de Jalisco, Sinaloa y Puebla, cuyo dictamen aprobado hace referencia a las modificaciones a la iniciativa de ley, además de allegarse de nuevas fuentes de financiamiento público.
Fragoso Torres apuntó que las instituciones educativas se convierten en una especie de casas, y requieren de recursos para mantener en condiciones la infraestructura, sobre todo, las de reciente creación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: