El Instituto de la Defensoría Pública, se ha dado a la tarea de buscar defensores más capacitados y comprometidos con su trabajo, para que quienes lo requieran tengan un juicio adecuado, sustentado, sin vicios y apegado a estricto derecho, informó Juan Manuel Licona.
El coordinador regional de Defensores de Oficio del Segundo Circuito, que comprende los distritos de Atotonilco, Apan, Tenango de Doria y Tulancingo, indicó que son nueve los defensores que trabajan en el área del Sistema Acusatorio Adversarial.
Agregó que por la falta de un buen asesoramiento en el pasado se cometieron muchas injusticias. “Desgraciadamente, en ocasiones la gente se deja influenciar por personas que desconocen lo que es el sistema y esa parte, es la que nos ha llevado a llevar ciertas deficiencias.”.
“Actualmente, cualquier persona puede acercarse con nosotros para conocer sus derechos, se les brinda la asesoría correspondiente y no es necesario que estén llevando el caso jurídico de la persona”.
Para ello -agregó el entrevistado- los requirentes pueden acudir a cualquiera de los juzgados, ya sean civil, penal o familiar y se les brindará la atención, en forma gratuita.
El abogado, también expresó que la corrupción de los defensores de oficio se ha erradicado, con la creación de la Unidad de Investigación Anticorrupción y están bajo supervisión constante y en caso de que a algún defensor se le compruebe que incurrió en un acto de ilegalidad, será separado de su cargo de inmediato.
También, dijo que la capacitación es un factor muy importante para anular este tipo de prácticas, que en lugar de beneficiar al involucrado en un juicio, iban en su perjuicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: