En el trayecto de las colonias, Tepantitla y La Esperanza, diariamente caminan familias, incluyendo niños que van a la escuela.
Tienen que pasar por este lugar que como se aprecia, pero que no cuenta con barda y hay un voladero de aproximadamente 30 metros.
Los riesgos de que ocurra un accidente son latentes, por lo que padres de familia hicieron un llamado a las autoridades, para que hagan una edificación y con ello se proteja a la gente que inevitablemente tiene que pasar por este sector de la carretera Cuautepec-Tulancingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: