El ayuntamiento de Tulancingo, aprobó los lineamientos de enajenación de bienes muebles en desuso, inservibles u obsoletos y activos biológicos, propiedad del municipio, con la intención de liberar espacios que se usan como bodegas y que esta enajenación se haga con total transparencia.
Dichos lineamientos, informó Lorenia Lisbeth Lira Amador, síndica procuradora hacendaria de Tulancingo, no existían y su implementación se derivó del cambio de luminarias, pues las que se dejaron de usar, ya no eran útiles, y surgió la necesidad de deshacerse de ellas y de ahí, surgieron otros temas, como los autos, mobiliario y equipo de cómputo.
Lira Amador, explicó que desde hace años existe este problema de los bienes que están en desuso, llenando las bodegas del municipio y que, por carecer de estos lineamientos, no se podía disponer de los mismos; sin embargo, una vez publicado en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo, se podrá hacer la disposición de una manera transparente, que es el principal motivo.
En cada caso, detalló la funcionaria, deberá existir un dictamen pericial, en el que se establecerá el valor del bien, que como quiera que sea, forma parte del patrimonio municipal independientemente de las condiciones en las que esté y se establecerán las condiciones en las que está el bien, para llegar a la conclusión de que ya es obsoleto, que está en desuso y no tiene ninguna utilidad para los fines que persigue el municipio.
Refirió que en todas las áreas de la administración existen bienes en desuso, ya sea de equipos de cómputo, sillones, muebles de oficina, y hasta vehículos, en las que las reparaciones son incosteables para el municipio.
La sindica procuradora hacendaria resaltó que se están previendo diversas formas de enajenación; la donación es una de ellas y la otra es la venta, esta última tendría que ser en función del precio que fijen los peritos y se haría a través de una licitación pública, una invitación a cuando menos tres compradores, a través de una subasta o de lo que se conoce como un remate.
Además, subrayó que en los lineamientos se previó que nadie del personal de presidencia ni nadie de sus familiares directos, podrían participar para adquirir los bienes en desuso a fin de que no se pueda generar un conflicto de intereses o tráfico de influencias.
Indicó que en esta normativa de enajenación de bienes, se establece un comité y, a través de ese comité se busca generar un análisis de factibilidad y conveniencia para que lo que se haga de la mejor manera posible y en total transparencia.
Respecto a los activos biológicos, informó que se tiene tres perros en la dirección de Seguridad Pública, mismos que están próximos a jubilarse y en este caso, se va a privilegiar la donación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: