Pachuca.- El titular de Protección Civil de Metztitlán, Luis Jesús Espinosa de la Torre, advirtió que la sequía que originó que la laguna se secara, tanto en la parte de su municipio como en Eloxochitlán, puede causar aún mayores estragos.
El funcionario señaló que de las 796 hectáreas que tiene esta laguna, 320 se ubican en su territorio, sin embargo esta parte se secó desde hace tres meses, ya que desde el 2018 no han tenido lluvias regulares.
Apenas esta semana se conoció que el resto de las hectáreas que conforman esta laguna, se perdieron del Eloxochitlán, lo que mantiene en alerta a los campesinos de esa región.
Aseveró que la falta de lluvia, llevó a que la parte más profunda del afluente terminara convertido en un lodazal, donde miles de peces murieron, por lo que se pidió la población recoger algunas de las especies que todavía servían, el resto señaló se quedará en los terrenos.
Indicó que no se tiene riesgo de un problema de salud, debido a que la mayor parte de la mortandad de peces quedó en una parte conocida como Resumidero, que es la última parte del afluente y que desfoga a las comunidades de Chalmita y Amajac.
La sequía ha sido señalada como un problema grave, que afectará sobre todo este año y que de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, también ha repercutido en las presas que se encuentran en un porcentaje parcial de 43.28%.
Presas como la Taximay que el año anterior tenía un almacenamiento de 30,150 m³, para este año, alcanza solamente 21,600 562 metros cúbicos.
Otro de los afluentes que también ha sido gravemente afectado, es la presa la Requena, que en el 2022 tenía 21,689 m³ y ahora sólo 10,768, Vicente Aguirre con un almacenamiento de 3,526³ mientras que el año pasado alcanzaba 5319 m³.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: