Rafael Castelán integrante de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), externó su preocupación por la intención del ejecutivo federal, para desmantelar el Sistema Nacional de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (Sipinna), lo que sería un grave retroceso en materia de garantía de derecho de las infancias.
El activista señaló que la directora ejecutiva de Redding, Tania Ramírez Hernández, dio a conocer la preocupación de esta organización por la intención que tiene el gobierno federal, de trasladar sus funciones al DIF, a través de la reforma a la Ley General de Derechos General de Niñas Niños y Adolescentes, así como de la Ley General se Prestación de Servicios para el Cuidado y Desarrollo Integral Infantil.
En la Red, dijo, consideran que una sola institución que no tiene facultades para coordinar el Estado como es el DIF, afecta a los derechos de los niños y los adolescentes.
Indicó que Redim considera que esta iniciativa representa un grave retroceso en materia de los derechos de las infancias, además un incumplimiento de la Constitución en el artículo 4, que establece que el estado velará por el interés superior de la niñez.
Ante ello, hicieron un llamado urgente no sólo mantener sino a reforzar la estructura actual de la Secretaría Ejecutiva del Sipinna. Llegar al 30 de abril con esta iniciativa probada sería catastrófico para la niñez, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: