Escasa la mano de obra en Tulancingo, coinciden comerciantes

Comerciantes y empresarios de diversos giros, manifiestan que en los últimos meses se ha acentuado la falta de mano de obra, pues a pesar de que publicitan sus vacantes, estas no son ocupadas y registran falta de personal.
Esta situación, dijeron algunos comerciantes, viene de unos dos o tres años atrás y ha cobrado fuerza en los últimos meses, aun cuando les ofrecen capacitación para aprender un oficio, como tahoneros.
Hipólito Mayoral, empresario en la industria panificadora, comenta que en temporadas altas, como la temporada invernal, se ven muy apretados por la falta de personal y no producen lo mismo, ya que no alcanzan a cubrir la demanda.
Comentó que él enseña el oficio, si es necesario, pero ni así ha logrado cubrir el total de la plantilla que requiere, pese a que se ha dirigido a estudiantes y personas mayores, para que generen un ingreso extra.
En los comercios de Tulancingo, es común ver cartulinas, a través de las cuales se requiere personal, pero éstas pueden estar meses y no se ocupan las vacantes.
“Yo llevo un año tratando de emplear a dos personas y no he podido, no sé qué pase, no quieren trabajar. Creo que los programas federales que otorgan a madres solteras o estudiantes, se han reflejado aquí”.
“Algunas madres solteras, por ejemplo, reciben 800 pesos mensuales por cada hijo y pudieran tener otros apoyos en la casa si hay estudiantes o adultos mayores y con eso les alcance”, comentó Antonio Cabrera, comerciante del centro.
Claudia Muñoz García, encargada de la Bolsa de Trabajo, coincidió con los comerciantes en que a falta de buscadores de empleo, al cierre del año se quedarían 350 vacantes en empresas formales.
“Seguimos haciendo promoción y orientando a la ciudadanía cuáles son las mejores vacantes, con la mejor opción de empleo y prestaciones, ya no depende de nosotros que no quieran colocarse”.
La funcionaria, comentó que los buscadores de empleo han referido que el sueldo y los horarios, es lo que no les convencen, pues mucha gente ya no quiere cubrir jornadas de ocho horas y el salario les parece insipiente, que es aproximadamente mil 450 a la semana.
Finalmente, dijo que las personas que más se acercan a la bolsa de trabajo, tienen entre 25 y 50 años de edad, estudiantes en temporada vacacional, algunas personas de la tercera edad o con capacidades diferentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: