Monreal: ni renuncia ni liderazgo en juego

·     Monreal: ni renuncia ni liderazgo en juego

·     En todas las plenarias lo remueven y sigue

·     Alianzas: Edomex, Coahuila y con Ana Lilia

Un consejo:

No tome el mes de diciembre como fecha definitiva para la cercana renuncia, creen muchos, de Ricardo Monreal al partido del gobierno.

No importa su canción desafinada:

Diciembre me gustó para que te vayas…

Porque seguramente no será un cruel adiós su Navidad…

Reflexionemos:

Tiene un mandato ganado con voto mayoritario como jefe del control político -ratificado por 87 compañeros, 39 morenistas- del Senado de la República, donde ha sido clave al régimen.

Mérito suyo han sido muchas reformas, acuerdos y nombramientos a capricho de Palacio Nacional aun contra cualquier lógica.

Pocos lo recuerdan, pero una de las encomiendas más difíciles fue llevar a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a Rosario Piedra Ibarra.

Recibió la instrucción presidencial y él cumplió, aunque de esa manera se enterró a una dignísima y necesaria institución para la república.

El país perdió al principal organismo defensor de los derechos fundamentales, pero el régimen lópezobradorista aseguró una marioneta y un arma contra disidentes.

De prueba tenemos su reciente posicionamiento contra el INE de Lorenzo Córdova, a más de anti constitucional sin respetar los órganos de mando de la Comisión.

LA PLENARIA

DE ENERO

Pero la estrella es Ricardo Monreal.

Ha pasado de posiciones independientes a otras abiertamente críticas a López Obrador y de oposición a acciones cuando violan la Constitución.

Por ello el desdén superior, la batería de ataques de Layda Sansores y las presiones de Mario Delgado, entre otros, para obligarlo a renunciar.

Él ha atizado la especulación y no es la primera vez.

Hace un año ya se hablaba de su fatal destino e inclusive sus adversarios internos le prepararon su relevo en la plenaria de enero pasado.

Pero ni siquiera se puso en duda su liderazgo y lo ejerció hasta agosto, cuando la especulación era si sabría mantener el control político del Senado con un presidente afín.

El impulsó al poblano Alejandro Armenta y en una contienda con dos participantes más: el zacatecano José Narro y el mexiquense Higinio Martínez, presuntamente con respaldo oficial…

Resultado: Armenta preside el Senado y Ricardo Monreal conserva el liderazgo y la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Y mientras no haya votación para nuevo líder, él sigue y así planea llegar a la plenaria de fines de enero de 2023…

Esa es su apuesta.

Lo difícil para él, si no imposible, será reconstruir la relación con López Obrador.

ALIANZA A

LA SOMBRA

La reanudación de la unión opositora en el estado de México no es un asunto aislado.

A la par siguen las negociaciones con la diputada priísta Ana Lilia Herrera, quien bajo condiciones está dispuesta a sumarse a la campaña de Alejandra del Moral.

En otra pista se dan diálogos de PAN, PRI y PRD para adherirse a la segura candidatura de Manuel Jiménez en Coahuila en los términos habidos en Durango, donde Esteban Villegas batió al oficialismo.

En sus diálogos tras la marcha dominical, y azuzados por las diatribas presidenciales, los tres dirigentes nacionales –Alejandro MorenoMarko Cortés Jesús Zambrano– han reivindicado su deseo de avanzar hacia el 2024.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: