La democracia en América

El referente de la democracia en el continente, Estados Unidos, celebra elecciones intermedias el día de hoy. Como suele ocurrir en este tipo de ejercicios, los electores refrendan o castigan a la presente administración con el instrumento del voto.

Vale la pena recordar que los resultados de esta contienda, determinará el rumbo de la segunda mitad del periodo presidencial del demócrata Joe Biden. En términos numéricos, los estadounidenses elegirán a los 435 miembros de la Cámara de Representantes y a 35 de los 100 senadores.

Actualmente, las dos cámaras del Congreso estadounidense están bajo el control de los demócratas. En 36 Estados, los estadounidenses votarán por un nuevo gobernador, una carrera que resulta muy dividida ante el panorama de polarización en buena parte del país.

De esta manera, los votantes también decidirán en referéndums estatales la legislación sobre temas como el aborto, el uso recreativo de la marihuana, el cobro de impuestos, la esclavitud y el sistema electoral.

Este mismo martes por la tarde se conocerán los primeros resultados que marcarán una ruta de las tendencias previas para la elección presidencial de 2024. Aquel ejercicio comicial que tendrá nuevamente en la boleta a la polémica figura de Donald Trump.

Y justo en este particular, la democracia “más consolidada de la región” presenta una inercia muy peculiar, la figura más representativa de los demócratas Barak Obama, ha tenido un papel protagónico en la campaña.

Mientras que el expresidente Donald Trump, también ha pisado el acelerador en los últimos días con varios eventos y ha aprovechado la ocasión, para insinuar que se presentará a las elecciones presidenciales de 2024.

Vale la pena hacer la reflexión sobre lo que pasaría en nuestro país si los expresidentes hicieran campaña a favor de sus correligionarios: ¿sumarían votos? ¿Restarían simpatías?

Lo cierto es que hasta este momento, como dictan los cánones del viejo régimen los ex mandatarios mexicanos, se mantienen al margen de la vida política.

Para aderezar aún más la elección en Norteamérica, Elon Musk el nuevo dueño de Twitter y el hombre más rico del mundo, llamó a votar por los republicanos, promoción que seguramente tendrá un impacto en sus 114,8 millones de seguidores en la red social, a votar por lo conservadores.  

Estas muestras de apoyo podrían ser claves en unas reñidísimas elecciones para la renovación del Congreso y pueden dar a los conservadores algún voto extra. En contraparte, el Partido Demócrata ha dado por descontado durante décadas, el apoyo de votantes latinos y afroamericanos. Pero en las elecciones de este martes, ese apoyo no está tan claro como en últimas citas, según las encuestas.

La última en confirmarlo se ha publicado este lunes, en el diario ‘The Wall Street Journal’. Según el sondeo, un 17% de los electores negros se decantaría por apoyar un candidato republicano para el Congreso, frente al 8% que votó en favor de Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2020 o en las elecciones de medio mandato de 2018. En cuanto a los latinos, según esa misma encuesta, los demócratas aventajaban a sus contrincantes en 5 puntos en octubre, frente a los 11 de margen que tenían en agosto pasado.

Hay que recordar que estos son los primeros comicios que se celebran después del asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021, y también son un examen de la Administración Biden en el ecuador de su mandato. La derrota demócrata sería el argumento para quienes creen en el partido que Biden no debe presentarse para la reelección en 2024.

Vamos a esperar los resultados de este ejercicio democrático que se da en Norteamérica en el marco de ola de gobiernos de izquierda en la mayoría de los países de América Latina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: