CEMPASÚCHIL

Sé que son innumerables las veces que les he transmitido mi amor por las flores y las plantas. Y es que aunque todos los seres vivos son increíbles, considero que los más apreciados en esta época, son aquellos pertenecientes al reino plantae. Con ello, la protagonista de hoy será la “flor de cempasúchil”.
Compartiéndoles un poco de mis conocimientos básicos de biología, les cuento que el reino plantae o también conocido como el reino vegetal, es uno de los cinco reinos que ocupa la ciencia para clasificar a los millones de seres vivos que existen en nuestro planeta.
Y la rama de la biología que estudia a los seres vivos y su entorno es la “ecología.” Por esta razón, involucrando a la protagonista y su entorno, he decidido hacer esta pequeña introducción porque en el 01 de noviembre no solamente celebramos el “Día de Todos los Santos” sino que también es el “Día Mundial de la Ecología”.
Ahora, siguiendo con el tema principal, la “flor de cempasúchil” es la que nos representa en el “Día de Muertos”, ya que desde los mexicas era considerada como un símbolo de vida y muerte.
Su nombre proviene del náhuatl “cempohualxochitl” que significa “veinte flores” o “varias flores”. Su color amarillo se relaciona con el sol, y se empezó a utilizar en la decoración de las ofrendas en honor a los difuntos para iluminar su camino. Por esa razón es que se forman los senderos plenos de pétalos, pues, según la tradición estos son los que guiarán a las almas desde el camino principal hasta el altar.
La producción de esta flor es en casi toda la zona centro del país, debido a las condiciones del suelo y el clima. Así que viajar, en estas fechas por Michoacán, Hidalgo y Puebla, por mencionar algunos, nos llena la vista de espectaculares “campos de cempasúchil y terciopelo”.
Uno de mis lugares favoritos para deleitar la mirada con “flor de cempasúchil” es Cholula, en Puebla. Cholula no solo es un pueblo mágico que puedes visitar y aprovechar en estas fechas, sino que además celebra diversas tradiciones y sus alrededores están plenos de campos florales. Justamente, la foto que acompaña a texto fue tomada a espaldas de la Iglesia de los Remedios, que se ubica arriba de la Zona Arqueológica, a tan solo unos minutos del centro.
Pueden imaginar los alrededores con ese peculiar aroma a flor, y quisiera imaginar lo que nuestros seres difuntos perciben estos días en su regreso desde el más allá.
La “flor de cempasúchil” es muy peculiar y reconocida a nivel mundial, y así como los “tulipanes” representan a los Países Bajos, y las “flores de cerezo” a Japón, la “flor de cempasúchil” nos representa a nosotros como mexicanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: