Afore

He recibido diversos correos solicitándome poder aportar al tema de Afores, he de mencionar que, no es un tema fácil de abordar en una sola columna por lo amplio de la institución que se estudia.

Sin embargo, me parece importante hacer énfasis en diversas cuestiones que se deben de tomar en consideración.

En primer punto, se ha definido a las Afores como entidades financieras dedicadas a administrar las cuentas individuales de ahorro para el retiro de los trabajadores, con autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ha existido una gran confusión respecto de si son bancos o aseguradoras, pero lo cierto es que no son ni uno ni otro son instituciones con la finalidad de administrar e invertir los recursos de los trabajadores.

En consecuencia, cada trabajador, tiene una cuenta individual, personal y única, en la cual se acumulan recursos por parte del trabajador, el patrón y el gobierno, con dichos recursos las Afores administran e invierten el ahorro para obtener rendimientos, generando un ahorro par el retiro del trabajador.

Todo lo anterior concluye al momento del retiro cuando entregan al trabajador el monto correspondiente a su pensión.

No obstante, las Afores se encuentran dirigidas a los trabajadores que se encuentren dados de alta tanto en el IMSS o en el ISSSTE, siendo claro que cada trabajador es dueño de su cuenta individual y tendrá identificado su recurso, sabiendo cuanto dinero tiempo, teniendo derecho a su estado de cuenta de manera mensual, el dinero siempre permanece en las cuentas ganando rendimiento, aunque el trabajador deje de trabajar puesto que, el dinero no se pierde.

Ahora bien, he de mencionar que si un trabajador dejará de laborar los recursos permanecerán en dicha cuenta, sin que nadie pueda hacer uso de ella y seguirán obteniendo rendimiento hasta la edad de retiro.

Finalmente hemos de señalar que, si bien la finalidad de los Afores es proteger a los trabajadores, la gran problemática es el desconocimiento respecto de las mismas, su forma de uso e incluso que los trabajadores en gran medida desconocen que las tienen, lo cual es esencial para su aprovechamiento.

Lic. Juan Fernando González Espinosa

juanfer_lm@jfg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: