VITAMINA E

La  vitamina E es una vitamina liposoluble que actúa como antioxidante. Llamada también tocoferol, esta vitamina es esencial para el organismo y es antioxidante. Así cuida al organismo de la formación de moléculas tóxicas resultantes del metabolismo normal como de las sustancias que  ingresan por vías respiratorias o bucales. Evita la destrucción anormal de glóbulos rojos, evita trastornos oculares, anemias y ataques cardíacos. Dado que su presencia elimina sustancias tóxicas, ayuda a remover las ingresadas al organismo por los fumadores.

La vitamina E tiene grandes funciones sobre nuestro organismo, entre ellas:

  • Evita la oxidación de la vitamina A, de los ácidos grasos esenciales de origen alimentario, y de sustancias enzimáticas y hormonales.
  • Su carácter antioxidante ayuda a cicatrizar tejidos.
  • Regula el nivel de colesterol en la sangre, reduciendo el riesgo de ateroesclerosis.
  • Interviene en el sistema inmune, en la visión, en el sistema nervioso y en el sistema cardiovascular.
  • Tiene protección contra la destrucción de la vitamina A, vitamina C, selenio y ácidos grasos.
  • Es protectora contra la anemia.
  • Interviene en la fertilidad y sistema reproductivo
  • Contra el cáncer

DEFICIENCIA
Rara vez existe carencia de vitamina E. Si esto sucede se manifiesta en casos específicos Se distinguen principalmente estas tres situaciones:

  1. Individuos que tienen dificultad para absorber grasa o secretar bilis o que padezcan de algún desorden en el metabolismo de las grasas 
  2. Bebes prematuros (con muy bajo peso al nacer) que pesan menos de 1,500 kilogramos
  3. Individuos con anormalidades genéticas en las proteínas trasportadoras del alfa tocoferol

Así mismo los niveles de vitamina E pueden descender debido a una insuficiencia de zinc. Entre los síntomas de la deficiencia de vitamina E  están la  irritabilidad , retención de líquidos, la anemia hemolítica (destrucción de glóbulos rojos), las alteraciones oculares,  daño en el sistema nervioso, la dificultad para mantener el equilibrio, el cansancio, apatía, la incapacidad para concentrarse, las alteraciones en la marcha, la respuesta inmune disminuida.

FUENTES

La vitamina E se encuentra en muchos alimentos, principalmente de origen vegetal, sobre todo en hojas verde oscuro, oleaginosas, el germen de trigo y la levadura de cerveza; también puede encontrarse en alimentos de origen animal como la yema de huevo. Normalmente se suele considerar un aporte de vitamina a los aceites vegetales o puede consumirse en cápsulas de la misma. Por tanto, lo invito a consumir alimentos con esta vitamina y en conjunto con un plan de alimentación saludable, ejercicio y agua, mantendrá una piel hermosa, hidratada y joven. No lo olvide: ¡¡¡Baje de peso e Inicie un nuevo estilo de vida!!!

Y NO OLVIDE: LAVARSE LAS MANOS Y QUEDARSE EN CASA.

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN   cel. 7711300748 

PREVIA CITA

Correo electrónico: nut.verocc@gmail.com Facebook: Vero Callejas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: