Por ultraje y lesiones a policías de Pachuca, regidor va a prisión

Luis Raúl González Becerra, juez de control, vinculó a proceso al regidor con licencia de Pachuca, Christian Saúl Caballero Barreiro, imputado por los delitos de ultrajes a la autoridad y lesiones contra dos policías municipales de Pachuca.
Asimismo, en audiencia inicial de la causa penal 1235/2022 le impuso la medida de prisión preventiva justificada hasta por un año y concedió dos meses para la investigación complementaria.
El ministerio público imputó al edil tricolor los hechos ocurridos la mañana del sábado pasado, cuando este auxilió en un accidente automovilístico en viaducto Rojo Gómez esquina con avenida Universidad.
Según la representación social, alrededor de las 7:30 horas arribaron los policías municipales Sergio D.C. y Diego Iván I.C., a quien el asambleísta recriminó la tardanza de 40 minutos para atender el reporte y dijo que ya había hablado con el alcalde Sergio Baños Rubio.
Agregó que según el parte de los uniformados, Caballero Barreiro -a quien atribuyeron ir en estado de ebriedad-, ultrajó a los policías con expresiones como “Pinches policías pendejos”, “Te voy a meter tus putazos”, “No sabes con quién te estás metiendo”, “Soy tu jefe”, “Ponte a hacer tu trabajo, cabrón”, “Soy boxeador, pendejo”, y “Te vas a cagar de risa cuando sepas quién soy”, entre otros.
El reporte señala que la agresión física ocurrió alrededor de las 7:40 horas, derivado de que uno de los oficiales comenzó a grabar luego de que el edil subió y bajó nuevamente de una camioneta Jeep blanca: Sergio dijo que recibió al menos tres golpes en las costillas, mientras que su compañero Diego Iván, quien trató de detenerlo, golpes en el rostro.
El certificado médico de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH), establece que el primer policía resultó con traumatismo de tórax, mientras que el segundo tuvo equimosis en párpado y labio, resultado de los golpes del servidor que practica box en Perea Boxing Club.
El regidor con licencia, quien también se encuentra vinculado a proceso en la causa penal 667/2022 por violencia familiar, fue asegurado a las 7:48 horas con auxilio de otros tres policías municipales, que llegaron como refuerzos.
En su intervención, Caballero Barreiro afirmó ante el juez que estuvo “en lugar equivocado, en el momento equivocado”, por auxiliar a un motociclista que había sido atropellado.
“Mi coraje fue que llegaron una hora después del reporte”, aseveró.
Asimismo, dijo que no estaba en estado de ebriedad y que él no se bajo del auto antes de ser asegurado, sino que lo bajaron entre cinco de la camioneta.
Sostuvo que buscó un acuerdo reparatorio con los elementos agredidos, pero que el Ministerio Público dijo que no podía hacer el convenio porque tenía “una instrucción”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: