Destituyen a director del Hospital de Tula

Tras un recorrido por diferentes nosocomios de la entidad, la titular de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), María Zorayda Robles Barrera, dio a conocer que encontraron irregularidades en el Hospital General de Tula, por lo que fue destituido el director, y anunció que será desmantelado el Hospital de Respuesta Inmediata de Pachuca, conocido como el Inflable.
En el primer centro médico se encontraron diversas irregularidades, como grandes cantidades de medicamento caduco, material gastable, insumos quirúrgicos, así como aparatos médicos sin la debida utilización.
Ante esto, Robles Barrera señaló que las irregularidades que encontró en esta supervisión no tienen justificación y dijo que “es indignante tras la crisis humana y de salud de la que estamos saliendo”.
Por lo que relevó al director y administrador del hospital de sus cargos, además de haber iniciado procedimientos administrativos en contra de los funcionarios ante la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) y el Órgano Interno de Control.
Por otra parte, la secretaria de Salud recorrió el Hospital Inflable de Pachuca y dio a conocer que será desmantelado y retirado, ante el descenso de contagios de covid-19 en la entidad y el país.
A más de 2 años y medio, se brindaron 13 mil 66 consultas, 17 mil 937 valoraciones TRIAGE y se atendieron a mil 373 hospitalizados graves de esta enfermedad.
Además, hace dos semanas la secretaria de Salud informó que el Nuevo Hospital General de Pachuca, no podrá ser abierto y usarse en al menos 8 meses, por diversas irregularidades que han encontrado en el proyecto que costó aproximadamente mil 600 millones de pesos.
“Es variable (el tiempo en que tardará en brindar servicios), pero al menos en los próximos ocho meses no podrá ser aperturado”, declaró.
Indicó que el inmueble, construido en la administración del exgobernador Omar Fayad Meneses, aún no cuenta con las licencias de funcionamiento necesarias para poder funcionar. Asimismo, dijo que han encontrado otras “irregularidades”.
“No puede ser aperturado hasta que sea un lugar seguro para las personas usuarias de los servicios de salud”, sostuvo en entrevista con medios de comunicación.
Robles Barrera indicó que además la infraestructura debe pasar diversas pruebas relacionadas con las instalaciones eléctricas, de agua, sistema de drenaje, entre otras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: